Buscador

Cocina tu cambio Maximizar

Cocina tu cambio

Lucía Gómez (aut)

16,44 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

17,31 €

TUS PLATOS FAVORITOS EN VERSIÓN SALUDABLE

¿Te cuesta prescindir de esa comida que te encanta?
¿Necesitas nuevos trucos o recursos?
¿Crees qué comer sano es aburrido?'

Más detalles

9788416336104

Cocina tu cambio es el libro definitivo para no renunciar a ninguno de tus platos favoritos. Encontrarás más de 120 recetas vegetales, sin gluten, sin lácteos y sin azúcar pero con doble ración de amor. Deliciosas, rápidas y, sobre todo, sanas.
Cocinar tu cambio es hacerte responsable de tu alimentación y dar a tu cuerpo los mejores alimentos. ¡Pero no hace falta vivir a base de lechuga para comer sano! En este libro encontrarás un sinfín de recetas, desde fajitas mejicanas hasta brownie de chocolate, pasando por sabrosas cremas, coloridas ensaladas, refrescantes bebidas y deliciosos desayunos.

Lucía Gómez,

coach nutricional, experta En nutrición natural y cocina saludable. Cuando tuvo que cambiar su alimentación por problemas de salud experimentó un gran cambio en su vida y ahora su pasión es ayudar a otros a cocinar su propio cambio.
¡Querrás probarlas todas!

ÍNDICE

Introducción      9
¿Por qué sustituir los alimentos?     13
Los sustitutos. Cómo usarlos y para qué sirven      15
Instrumentos de cocina    23
Cocción de cereales y legumbres    27
Bebidas     28
Desayunos    34
Bebidas      36
Para el día a día      50
Date el gustazo    62
Entrantes      70
Ensaladas      72
Sopas y cremas    88
Para picar     102
Fermentos     108
Principales         120
Pastas      122
Guisos y salteados     136
Arroces y cereales      148
Date el gustazo      164
Postres     178
Para el día a día     180
Date el gustazo      190
Lista de la compra    206
Organiza tu cocina    210

Introducción

¡Hola! Soy Lucía, coach nutricional, experta en nutrición natural, profesora de cocina saludable y futura dietista. Blogger y youtuber. Creadora del proyecto "Cocinan­do el cambio".

¿Cómo llegué hasta aquí? Pues siempre digo que por salud pero la razón real fue que di con un buen profesional que contemplaba la salud a través de la alimentación.

¿Qué me pasaba? ¿Alguna enfermedad grave? ¡Pues no! Lo que me pasaba y me pre­ocupaba es que estaba muy cansada, al mismo tiempo que sufría de gases, inflamación estomacal e infecciones de orina recurrentes. Como verás, algo muy común. Pero para mí no era calidad de vida; además, ese malestar iba acompañado de mal humor. Can­sada de ir de médico en médico, lo primero que hice fue dejar de tomar los antibióticos que me mandaban para la infección, porque mi intuición me decía que me sentaban peor que mejor.
Mi madre estaba en su plena búsqueda de la sanación a través de la alimentación y me hacía recomendaciones constantemente, y yo, como buena hija, jamás le hacía caso. Siempre fui una rebelde pero ella, que es más lista que el hambre, me mandó a un pro­fesional en el que confiaba y al que sabía que haría más caso que a ella. Y así fue. Así que gracias a mi madre empezó todo. Pero no te creas que desde entonces le hago más caso; es la condición de hija.
Después de muchas pruebas para saber qué tenía realmente, ya que en las analíticas generales no me salía nada (a no ser que tengas algo muy gordo estas cosas no salen), los resultados fueron que mis defensas, las pobres, estaban agotadas, y que tenía una sobrecarga de bacterias en mi organismo (candidiasis, Helicobacter pylori, Escherichia coli...) y bastantes intolerancias. Me pusieron una dieta y al cabo de un mes ya tenía unos resultados estupendos.

¿Tan mal comía? ¡Pues no! De hecho a mí nunca me ha gustado la comida basura y he sido muy fan de los platos de cuchara. Siempre me gustó cocinar y siempre comía comida casera. He sido siempre una persona delgada por constitución, así que jamás he tenido problemas con la comida; todo lo contrario, siempre he disfrutado al 1000/o con ella y tampoco hice nunca ninguna dieta. Aún recuerdo el comentario de una amiga mía de toda la vida que siempre estuvo a dieta y me dijo: Lucía, qué mal lo vas a pasar, tú
que no sabes ni lo que es una dieta... Y cuatro años más tarde aquí sigo pero nunca lo vi como una dieta sino como un estilo de vida. Cuando comes bien y cada día te sientes mejor te resulta imposible abandonar, o por lo menos así me sucede a mí, que estoy enganchada a quererme cada minuto de mi vida. Es vital tratarte bien y quererte, y la alimentación es una herramienta muy eficaz.
Siempre pensamos que comemos bien y que nuestra dieta es buena. Yo, aunque lo pen­saba, bebía, fumaba y tomaba muchos lácteos, carne, gluten, café, azúcar, etc.

¿La alimentación lo es todo? No es ni una mínima parte. Lo importante son nues­tros pensamientos, que sean positivos y seamos felices, pero cuando te sientes bien es más fácil llegar a ello. Ponte en situación: has hecho una comida copiosa, te sientes pesado, con inflamación, cansado... ¿Verdad que tu humor cambia y es más dificil estar alegre y contento? Pues a eso me refiero; la comida tiene que dar energía y vitalidad para poder alcanzar tus objetivos.

¿Qué cambió en mí? Se lo debo todo; gracias a ella mejoraron mis digestiones, mi energía... Pero también mi relación y mi manera de ver la vida. Me empecé a interesar por el desarrollo personal y a ser cada día mejor persona. Y me dio mi profesión, la cual adoro y me hace estar en constante aprendizaje. Soy una persona muy activa y con la cabeza siempre llena de ideas, proyectos, aprendizaje... Cuando miro hacia atrás tengo la sensación de que había estado pasando por la vida en modo automático, sin rumbo.

¿Qué tipo de alimentación llevo? ¿Vegana, vegetariana, paleo, macrobiótica, ayur­veda, flexivegetariana? Pues ninguna y todas. Todas son buenas y efectivas; la vegana/ vegetariana no es una dieta en sí misma, es más un respeto hacia los animales, pero a mí no me gustan las etiquetas ni encasillarme en ninguna dieta porque al final te haces es­clavo de ella. Mi alimentación está basada en verduras, muchas verduras (me encantan todas y mucho), cereales integrales sin gluten, legumbres, semillas, frutos secos, frutas, grasas saludables, algas, hongos, superalimentos, etc. Tomo muy pocas proteínas anima­les: huevos ecológicos, moluscos de vez en cuando, algún pescado de tamaño pequeño y siempre salvaje, y casi nunca carne y siempre ecológica. Si tuviera que quedarme con alguna dieta sería con la flexivegetariana.

¡Ah! Nunca lo digo porque siempre lo doy por hecho: que todo sea siempre ecológico.

Si como proteína animal, ¿por qué todas las recetas son 100% vegetales?
Primero, porque no las cocino, las tomo en tan pocas ocasiones que siempre las prepara mi chico; yo nunca contemplo estas proteínas animales cuando pienso en una receta.
Y segundo, porque quiero que este libro sea para todos; hay mucha gente que no puede tomar proteínas animales y otra que no quiere. Y este libro es para todos. Yo estoy harta de comprarme libros de cocina de los que solo puedo hacer el 200/o de las recetas.

¿Qué es lo que no incluyo en mi alimentación? Lácteos de ninguna clase, gluten ni productos sin gluten cargados de almidones y azúcares, azúcar blanca refinada ni productos que la contengan, soja sin fermentar (sí tamari y sí miso), maíz, alimentos procesados y refinados, aditivos alimentarios (todos los ingredientes que no conoces de la lista alcohol y café.

¿Cuál es el propósito de este libro? El propósito es que se convierta en un básico, en un libro adecuado a nuestra transición y que te ayude a no prescindir de nada y a que lo que comas sea en su mejor versión. Por eso encontrarás sustitutos de todas tus comidas favoritas, y descubrirás otras comidas nuevas. Cuando cambié la alimentación no me preocupaba lo que no podía comer, sino qué hacer con lo que sí podía, y realmente he escrito el libro que me hubiera gustado encontrarme cuando empezó mi proceso. Se trata de comer lo mismo pero con otros ingredientes y maneras de cocinarlo.
Espero que este libro te sirva de ayuda para entenderlo como una manera de vida y sin restricciones. Ya sabes que nada es bueno o malo. Todo tiene su parte positiva, o lo que es lo mismo, ¡su versión saludable! Me gustaría mucho ayudarte a que te alimentes de la mejor manera posible y a que des lo mejor al mundo.

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

No hay productos relacionados o libros del mismo autor

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura