El magnesio astuto, por Alix Lefief Delcourt. ISBN: 9788490605370

El magnesio astuto

Referencia: 9788490605370
16,90 €
16,06 € 5% de descuento
Impuestos incluidos

Barato, preventivo, de efecto inmediato. Un remedio de abuela olvidado 100% fácil de usar

Cantidad
Fuera de stock

El magnesio astuto, por Alix Lefief Delcourt. ISBN: 9788490605370

Barato, preventivo, de efecto inmediato. Un remedio de abuela olvidado 100% fácil de usar
No esperes más: descubre ya los innumerables beneficios del magnesio, ese gran desconocido. Una sal mineral que solo tiene ventajas: fácil de usar, práctica y, por si fuera poco, barata. Utilizada ocasionalmente o en ciertas curas, contribuirá al buen estado de tu salud, tu belleza, tus platos e incluso tus plantas.
Gracias al magnesio podrás:

  • evitar dolencias cotidianas: resfriados, estrés, insomnio, agujetas, estreñimiento...
  • aumentar tu energía y vitalidad
  • hacer milagros en la cocina: acelerar la cocción de los alimentos, mejorar su sabor, volverlos más digestivos...
  • mimar tus plantas y ayudarlas a resistir plagas, enfermedades y sequía

¡Sorpréndete con las virtudes de un producto 100% eficaz!

Alix Lefief Delcourt, Periodista y redactora en numerosos medios de comunicación, es autora de El ajo astuto, publicado también por La Esfera de los Libros, y de otras guías prácticas sobre nutrición, salud, el mundo del bebé...

«En mi unidad del hospital Necker había un herido en estado grave que no toleraba las inyecciones. Una mañana propuse:
—Intentemos darle la solución [de magnesio] por vía oral. Al oír esa palabra, madame Boivin, la supervisora, y dos enfermeras sonrieron con disimulo.
—¿Por qué sonríen?
—Todas nosotras la tomamos —contestó madame Boivin.
—¿Y por qué?
—Para trabajar con más ahínco. —Porque nos anima a esforzarnos más.
—¿Y cómo se les ocurrió tomarla?
—Nos dimos cuenta de que los enfermos a quienes se la inyectaban experimentaban cierto bienestar. Entonces la tomamos nosotras para probar y nos produjo el mismo efecto.
[...].
Esta solución, que yo llamaba "mi droga", la administré a todos los heridos de mi unidad, yo mismo la tomé e hice que la probaran todos mis seres queridos. Los supervisores y enfermeras, encantados con la sensación de euforia, de energía y de fortaleza frente al cansancio que experimentaban, se ocuparon de hacerle propaganda».
Profesor Pierre Delbet,
Politique préventive du cancer, 1944

INTRODUCCIÓN

El mercado de los complementos alimenticios nunca ha estado tan bien surtido. Combatir el cansancio, reforzar las defensas inmunitarias, estimular la concentración y la memoria, prevenir el envejecimiento o la osteoporosis, evitar esos pequeños problemas de la piel, favorecer el tránsito intestinal, aumentar la libido, recuperar la plenitud o el sueño... ¡todas esas promesas y recetas milagrosas tienen un precio! ¿Y si un solo complemento pudiera restablecer todos nuestros equilibrios de manera natural, eficaz y con un coste mínimo? Este remedio existe: ¡es el magnesio!
10 BUENAS RAZONES PARA DESCUBRIR
EL MAGNESIO
1. Su eficacia es inmediata
¿Un principio de anginas, un pequeño problema de piel, una intoxicación alimenticia? El magnesio actúa muy rápida-
mente contra numerosos trastornos leves. Diversos experimentos han demostrado asimismo su efecto y su eficacia en casos más graves, como la poliomielitis y otras enfermedades infecciosas.
2. Tiene también efectos preventivos
Además de sus numerosas aplicaciones prácticas para curar tal o cual trastorno, el magnesio actúa de forma preventiva para reforzar las defensas inmunitarias del organismo. Como tratamiento, permite subsanar las carencias de magnesio que casi todos padecemos y que originan diversos problemas, tanto fisicos como psíquicos.
3. Ejerce un efecto general en el organismo
Hay muchas declaraciones de adeptos en favor de los efectos mágicos del magnesio. Se recurre a él para curar un problema concreto... ¡y todo el cuerpo se beneficia! «Yo tomé cloruro de magnesio contra el estreñimiento... y comprobé que me desaparecía el acné en cuestión de días». «Yo empecé este tratamiento porque me sentía especialmente estresada y cansada.Y luego, a medida que pasaban los días, comprobé que tenía las uñas menos frágiles, que dormía mejor y que las migrañas eran menos frecuentes y menos intensas...». «Yo hice una cura de cloruro de magnesio porque me costaba dormir. ¡Y aparte de recuperar un sueño reparador, el año pasado no tuve ni un leve resfriado, cuando suelo ponerme enferma todos los años!». ¿El secreto de todas estas ventajas? El magnesio
no solo cura una dolencia específica, también restablece todos los equilibrios internos del organismo: por eso, después de una aplicación, en apenas unos días el paciente se encuentra mejor y es mucho más fuerte ante las infecciones.
4. Permite reducir el consumo de antibióticos
Somos uno de los países que consume más antibióticos del mundo. Y las medicaciones siguen siendo abusivas con demasiada frecuencia: ¡muchas enfermedades provocadas por virus se tratan con antibióticos, aunque estos solo son eficaces para combatir bacterias! Y ello pese a que, tal como advierten las campañas de salud pública, si se toman sin motivo, pierden efectividad. El peligro, en efecto, es que las bacterias se vuelvan cada vez más resistentes a estos medicamentos. El magnesio supone una alternativa ideal a este sobreconsumo de antibióticos, ya que permite reforzar las defensas del organismo. Así no nos ponemos enfermos tan a menudo y nos recuperamos antes. Resultado: utilizamos menos medicamentos.
5. Presenta pocas contraindicaciones importantes
Todo el mundo puede hacer una cura de magnesio: adultos, niños, bebés, mujeres embarazadas, personas mayores... Pero cuidado: está desaconsejado para personas que padecen insuficiencia renal o hipertensión, y para aquellas que han eliminado la sal de su dieta (véase pág. 26). En cualquier caso, no hay que dudar en consultar con el médico de cabecera.
6. Apenas tiene efectos secundarios... ¡o casi!
Hay personas que tienen diarreas durante la ingesta de magnesio. Este trastorno pasajero no es grave: basta con disminuir un poco la dosis para que todo vuelva rápidamente a la normalidad. ¡Realmente es muy poca cosa a la vista de sus múltiples ventajas!
7. Es fácil de encontrar
El cloruro de magnesio se puede adquirir en farmacias, en bolsitas de 20 gramos. O, mejor aún, en los establecimientos bio, en forma de nigari, un ingrediente usado en la cocina japonesa para coagular la leche de soja y elaborar el tofu. El nigari contiene casi un 85 por ciento de magnesio.
8. Es fácil de usar
Basta con diluir el cloruro de magnesio en polvo o el nigari en 1 litro de agua y beber un vasito de esta solución cada mañana. El sabor no es especialmente agradable, pero uno se acostumbra rápidamente.
9. Su precio no es caro
Una bolsita de 20 gramos de cloruro de magnesio de la farmacia cuesta alrededor de 1 euro y permite preparar 1 litro de solución, es decir, entre ocho y diez dosis. El nigari, en tiendas bio y dietéticas, cuesta aún menos: una bolsita de 100 gra-
mos (para 5 litros de solución) cuesta aproximadamente 1,80 euros.Y resulta todavía más rentable si se compra 1 kilo: calcular entre 5 y 6 euros para preparar 50 litros de solución. Es decir, el equivalente a veinte curas de tres semanas de cloruro de magnesio como mínimo. ¡Insuperable!
10. Es un remedio olvidado, un verdadero remedio de abuela...
Haced una pequeña encuesta en vuestro entorno, especialmente entre las personas mayores. Seguramente encontraréis alguna que os contará que hizo curas de magnesio de modo regular, durante toda su infancia, y que hoy en día sigue tomándolo con idéntica eficacia.
¿Todavía escépticos? ¡No hay más que vivir uno mismo la experiencia! Todos pasamos en la vida periodos de cansancio y de estrés, por no hablar de pequeñas depresiones. Ese es el momento de probar una cura de magnesio de tres semanas. Inmediatamente notaremos cambios en nuestro estado fisico y mental y tendremos un único deseo: convencer a nuestro entorno de que lo pruebe. Así, gracias al boca a boca, ha ganado prestigio este complemento natural. No obstante, hoy en día, al igual que en los tiempos de su descubridor, Pierre Delbet, sus virtudes siguen siendo básicamente ignoradas por el mundo de la medicina y los laboratorios farmacéuticos. ¡Una cosa es segura: si todos hiciéramos curas de magnesio regularmente, los fabricantes de medicamentos y de complementos alimenticios tendrían motivos para preocuparse!

ÍNDICE

Introducción 13
1. MAGNESIO Y CLORURO DE MAGNESIO 19
El magnesio 21
El cloruro de magnesio 35
2. SUS APLICACIONES PRÁCTICAS 51
Aplicaciones para la salud 53
Aplicaciones para el bienestar 87
Aplicaciones para la belleza 97
Sus otras aplicaciones 105
Bibliografía 113
Índice de materias 115

 

La Esfera
9788490605370
Nuevo

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión o Restablece la contraseña