Buscador

El poder curativo de la Cábala Maximizar

El poder curativo de la Cábala

Aharon Shlezinger (aut)

10,96 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

11,54 €

Según las enseñanzas de los cabalistas, las enfermedades son mensajes que proceden de lo Alto y tienen solución cuando éstos son interpretados correctamente. 

Más detalles

9788416192625

Si logramos comprender dichos mensajes y corregimos aquello que ha provocado la enfermedad, podremos alcanzar la curación.
En este libro, el rabino Aharón Shlezinger se refiere al poder curativo de la Cábala a nivel somático, psicológico y espiritual, siempre interrelacionados. Tras repasar los principios talmúdicos y las enseñanzas de lossabios, el autor nos propone una serie de remedios extraídos de los textos cabalísticos antiguos así como prescripciones curativas generales y consejos para disfrutar de la longevidad.

El rabino Aharón Shlezinger es un reconocido escritor contemporáneo que vive en Israel desde hace más de una década. Consultor internacional sobre temas relacionados con el judaísmo, especialista en la enseñanza de la Torá y el Talmud, es asimismo autor de numerosas obras literarias.
El rabino Shlezinger ha publicado los libros: El colapso económico final, Numerología y Cábala, Enigmas y misterios del Talmud y la Cábala, Las claves de la numerología cabalística, El gran libro de los nombres, El misterio del Holocausto revelado y El gran desafío del caballero de la armadura oxidada.

PRÓLOGO

Los sabios cabalistas nos han enseñado que las enfermedades son mensajes que provienen de lo Alto y tienen solución, ya que captando el mensaje esencial que transmiten, y corrigiendo aquello que las provocó, se puede alcanzar la curación.
¿Cómo se debe proceder? Ven y observa: en el libro del gran médico Kartana se encontraban explicados muchos secretos profundos. El autor de ese libro se llamaba Iudán, de la ciudad de Kesaria, pero se lo conocía como el médico Kartana, porque era el más grande de todos los médicos, poseedor de una sabiduría notable. Y la razón de este calificativo, Kartana, era porque así se denomina en lengua persa a un hombre destacado y sabio.
El médico Kartana explicaba de manera extraordinaria la declaración bíblica que manifiesta: «La tierra estaba informe y vacía, con oscuridad sobre la superficie del abismo, y la Presencia Divina sobrevolaba sobre la superficie de las aguas» (Génesis 1:2).
Hasta este asunto estaba escrito en el libro del gran médico Kartana. Después había una indicación en el versículo que declara: «Lo halló en tierra desierta, y en yermo de pavorosa soledad; lo trajo alrededor, lo instruyó, lo protegió como a la niña de
su ojo» (Deuteronomio 32:10). A partir de esta cita se aprenden todos los procedimientos que el médico sabio debe llevar a cabo con el enfermo. Pues quien está enfermo, acostado en su cama, está preso en la cárcel de El Santo, Bendito Sea. Ya que allí confina a la persona para que medite y reflexione, se arrepienta de sus errores y conducta incorrecta, se rectifique, y sirva al Amo del mundo.
EL SECRETO DE LAS ENFERMEDADES
Además, en ese libro estaba escrita esta explicación: cuando el médico sabio va a ver al enfermo: «lo halló en tierra desierta, y en yermo de pavorosa soledad». O sea, lo encontró en la cárcel del Rey, ya que lo halló con las enfermedades que estaban sobre él.
Entonces, se podría suponer: ya que El Santo, Bendito Sea, ordenó aprehender al enfermo y ponerlo en la cárcel –o sea, lo condenó a soportar la enfermedad–, nadie debería ocuparse de curarlo. Sin embargo, no es así. Pues el rey David dijo: «Bienaventurado el que piensa en el pobre; El Eterno lo librará en el día malo. El Eterno lo guardará, y le dará vida; será bienaventurado en la Tierra, y no lo entregará a la voluntad de sus enemigos. El Eterno lo sustentará sobre el lecho del dolor; invertirás toda su cama con su enfermedad –para sanarlo–» (Salmos 41:1-3).
El pobre es el enfermo que está preso en su cama. Y David dijo: «Bienaventurado el que piensa en él», para curarlo. Y si es un médico sabio, y actúa con temor de Dios, entonces El Santo, Bendito Sea, le otorga bendición para que se ocupe del enfermo y tenga éxito en la curación.
LA ACCIÓN DE LA ENFERMEDAD
Ahora bien, cuando este médico fue a ver al enfermo, «lo halló en tierra desierta», pues estaba acostado sobre su cama desanimado, afligido y apesadumbrado, como quien deambula por el desierto y no halla agua. Y a continuación está escrito: «y en yermo de pavorosa soledad», indicándose a través de esta declaración, que esa enfermedad lo angustiaba y lo hostigaba mucho, y por eso se sentía solo y desamparado, sin contar con medios para hacer frente a esa angustiante aflicción.
Por lo tanto, cuando el médico llega, y lo ve en esas condiciones, ¿qué debe hacer? Lo debe asistir, como está escrito a continuación: «lo trajo alrededor». Es decir, debe buscar en los alrededores, investigando y esforzándose en hallar las causas del malestar, o sea, aquello que le provoca el desmejoramiento. Y ha de extraer conclusiones para encontrar el modo más apropiado de aliviarlo, suprimiendo aquello que le hace daño y deteriora su salud. Además, debe eliminar de él la sangre mala.
REVISIÓN DEL ORIGEN DE LA ENFERMEDAD
A continuación está escrito: «lo instruyó». (En el texto original hebreo está escrito ibonenehu, que comparte raíz con la expresión biná, que significa «entendimiento»). Pues el médico debe observar en forma meticulosa y meditar profundamente en el asunto, para entender y saber cuál fue la causa que provocó el origen de la enfermedad. Y, asimismo, debe meditar en el asunto para encontrar el modo de evitar que la enfermedad siga progresando, y cómo hacerla retroceder.
Después, el médico debe actuar tal como se indica a continuación en el versículo: «lo protegió como a la niña de su ojo». O sea, debe proteger al paciente, recetándole los preparados y las medicinas apropiados para mejorar su salud, procurando que se cuide como es debido. Y no debe cometer ningún error en la medicación. Pues, si comete un solo error, incluso en una sola cosa, puede causar un grave daño al paciente, y matarlo. Y El Santo, Bendito Sea, le considerará a ese médico como si hubiese derramado la sangre del enfermo, y lo mató.
Esto es así porque El Santo, Bendito Sea, desea que aunque ese hombre está preso en la cárcel del Rey, y estando en el calabozo no se puede liberar a sí mismo, que otro hombre se esfuerce por él, y lo ayude a salir de la cárcel.
CONSEJO DE MÉDICO SABIO
Iudán, el médico de la ciudad de Kesaria, dijo:
—El Santo, Bendito Sea, juzga los juicios de los seres humanos en lo Alto, determinando lo que corresponde en cada caso, a cada uno en particular. Determina si una persona ha de morir, si ha de empobrecer, si ha de sufrir la amputación de uno o varios órganos de su cuerpo, si ha de ser castigada con pérdida de bienes, o si ha de ser puesta en la cárcel.
Ahora bien, aquella persona que corresponde sea castigada con pérdida de bienes caerá enferma y deberá permanecer en cama. Y no sanará hasta que dé al médico –la paga correspondiente– e invierta en su curación todo lo que fue decretado sobre ella. Entonces, ya que esta persona fue castigada con dinero, y dio todo lo que fue decretado sobre ella, sana, y sale de la cárcel.
Precisamente por este motivo hay que esforzarse por esta persona, para que entregue lo que le corresponde, de acuerdo a lo que fue establecido, y salga de su enfermedad. Y si esa persona es inteligente, se adelantará y dará el dinero como caridad, a los necesitados, librándose así de los flagelos con sabiduría y antelación.
LA INFLUENCIA DEL FLAGELO
Aquel que ha de ser castigado con la pérdida total de bienes será prendido, y lo pondrán en la «cárcel», hasta que pierda todo su dinero. Y a veces se decreta que la persona ha de perder uno o varios órganos de su cuerpo, siendo amputados, o dejando de funcionar. Y después lo sacarán de la cárcel.
La persona que fue condenada a muerte, pues así se determinó en los Cielos a raíz de sus malas acciones, así ocurrirá, tal como fue estipulado. Y, aunque diere todo el rescate y todo el dinero del mundo, no se salvará. Sólo podrá salvarse a través del arrepentimiento sincero de su mal proceder y la rectificación completa.
Por esta razón, un médico sabio debe esforzarse en dar al enfermo la medicación apropiada para curar su cuerpo como es debido. Y, si no puede darle medicación para curar su cuerpo, le debe dar medicación para curar su alma, y entonces, su cuerpo sanará por sí solo. Por tanto, debe esforzarse en la medicina del alma, para que el enfermo se rectifique completamente. Y éste es el médico por el que El Santo, Bendito Sea, se esfuerza, para hacerle el bien en este mundo, y en el Mundo Venidero (III Zohar 279a y b).
EL ASPECTO EMOTIVO
Hemos observado que el médico sabio debe esforzarse en curar al enfermo de la enfermedad que lo aflige, y también preocuparse de su salud espiritual y, asimismo, de su estado anímico. Ya que un asunto está vinculado con el otro. Como fue enseñado: «estaba acostado sobre su cama desanimado, afligido y apesadumbrado [...]».
A raíz de eso, debido a la gran importancia que tiene el factor espiritual, y el psicológico, en los libros ancestrales se mencionan fórmulas para combatir las enfermedades somáticas, y también, espirituales y emocionales. Por tal razón, en los libros cabalísticos de consejos y recetas para sanar enfermedades corporales, abundan también fórmulas y recomendaciones –segulot– para lograr el éxito y alcanzar la alegría, triunfar en los negocios, superar los traumas amorosos, combatir el temor, recuperar a un amigo, mudarse de casa, y muchos otros factores que están directamente relacionados con el aspecto emocional de la persona.
Por tanto, en esta obra nos referiremos al poder curativo de la Cábala en relación con todos esos aspectos: somático, espiritual y psicológico. Descubriremos y abriremos lo que nuestros sabios ancestrales, de bendita memoria, nos han legado, para poder hacer frente a toda circunstancia adversa, y vivir nuestras vidas plenamente.

ÍNDICE

PRÓLOGO 7
El secreto de las enfermedades 8
La acción de la enfermedad 9
Revisión del origen de la enfermedad 9
Consejo de médico sabio 10
La influencia del flagelo 11
El aspecto emotivo 12
I. LA HISTORIA DE LAS ENFERMEDADES 13
La historia de la medicina 14
La fidelidad de las enfermedades 15
El cumplimiento de la palabra 16
La observancia de los votos 16
Rompiendo las promesas 18
Neutralizar las enfermedades 19
Los fundamentos estructurales 20
II. LOS MISTERIOS DEL ALMA 21
Los grados del alma 21
El origen del alma 22
Características del mundo supremo 23
Vínculo de la voluntad suprema 23
El nombre sublime 24
365 Preceptos pasivos 25
248 Preceptos activos 26
Vínculo completo 27
El mundo oculto 28
III. LA ANATOMÍA DEL ALMA 29
Un cuerpo ideal 31
Conductos sanguíneos 31
Entrando en la vestimenta 32
Vestimenta de piel y carne 33
IV. EL MISTERIO DEL CUERPO HUMANO 35
El enigma del nacimiento 36
El modelo perfecto 36
La célula madre 37
El secreto del hombre 38
El vínculo supremo del alma 40
Una ecuación aritmética 40
Huesos y sangre 41
Escudriñamiento de un cuerpo humano 42
Los huesos adicionales de la mujer 42
Una estructura completa 44
Dos velas que iluminan 44
Una próspera fructificación 45
Cuerpo sano y completo 46
El campo científico 47
V. EL PRINCIPIO CÓSMICO 49
Cuerpo y alma 50
Suma de valores raíces 51
El fundamento del hombre 52
VI. MEDICINA DEL ALMA QUE SANA
EL CUERPO 53
Un hombre que controlaba las enfermedades 53
El reclamo de la esposa 54
Sospechas y murmuración 55
El regreso de la mujer 55
Las epopeyas de Rabí Janina 56
Un hombre ejemplar 57
Una mujer afligida consolada 57
Irradiación de luminosidad suprema 58
Ejercía control sobre todo desprovisto de todo 59
Un pequeño esfuerzo 60
Curaciones prodigiosas 60
Secreto curativo 61
Los elementos esenciales 62
Ayuda fundamental 62
Base esencial sanadora 63
El remedio apropiado 63
El secreto de la oración 64
¿Quién merece más? 65
Un siervo superior al ministro 66
La actitud perfecta 66
Una regla de oro 67
La distancia del éxito 68
VII. CURACIONES TALMÚDICAS 69
El fundamento de los amuletos 69
Fuente talmúdica 70
La determinación de la ley 71
Elementos curativos 72
Más medios que curan 73
Enseñanza de madre sustituta 74
Protección para el embarazo 75
Fiebre discontinua 76
Fiebre dominante 77
La propuesta ideal 77
Consejos curativos selectos 78
VIII. CURACIONES CABAÚSTICAS 81
Sangre de la nariz 81
Manchas de la cara 82
Remedio para la calvicie 82
Evitando la caída del cabello 82
Recuperando la visión 82
Fertilidad 83
Embarazo 83
Atención del embarazo 84
Cuidado del embarazo 87
Falta de deseo sexual 87
Fortalecimiento de la potencia masculina 88
Impotencia masculina 88
Pérdida de hijos 88
IX. PRESCRIPCIONES CURATIVAS GENERALES 89
Remedio universal 89
Persona enferma 89
Oración por un enfermo 90
Propagación de una epidemia 95
X. SALUD Y LARGA VIDA 99
Secretos de larga vida 100
Otro consejo para tener larga vida 102
Los méritos atesorados 104
Enseñanza cabalística acerca de la longevidad 105
El baño purificador 107
La alabanza auspiciosa 107
Secreto de honestidad y longevidad 108
La protección de una mezuzá 109
Protección de lo Alto 110
El protagonismo del escriba 111
La concentración del escriba 111
Una falta de atención 112
Letras que se tocan 112
Una gota de tinta 113
Letras faltantes y sobrantes 114
Un escriba experto y responsable 115
El rigor de la ley 116
XI. EL FACTOR EMOCIONAL 117
El factor psicológico 117
Consejo para ser amado 118
Enfermedad del amor 119
Amor de la mujer 119
Paz conyugal 119
Protección y cuidado 120
Medicina de amor 121
Amor entre un hombre y su mujer 121
Aborrecimiento por su mujer 122
Amor de la mujer 122
Pasión y amor 122
Amor conyugal 123
Discusiones entre el marido y la mujer 123
Evitar hablar durante el sueño 123
Protección de la casa 123
Educación de los hijos 124
Calmar el llanto de un niño 124
Amamantar 124
Angustia 125
Viaje peligroso 125
Éxito 125
Obtención de éxito 126
Éxito en el comercio 127
Afrontar un juicio 130
Sentencia judicial 130
Aflicciones 131
Memoria 13 2
Gracia 132
Control de la risa y la ira 133
Oración por aflicciones 133
Confusión mental 134
Actitud positiva 134
Hallazgo de pareja 134
Mal de ojo 135
Combatir el miedo 137
Celos 138
Anulación del odio 138
Modificación del nombre 138
Miedo nocturno 138
Angustia 139
Daños y enemigos 139
Enemigos 140
Amistad 141
Amor y gracia 141
Salud 142
Apartar a los entes dañinos 142
La atracción de las bondades 142
Mudanza auspiciosa 143
Bendición 146
Preocupaciones y angustia 146
Malos pensamientos 146
Eliminar los malos pensamientos 147
Erradicar desgracias y conseguir éxito 148
El procedimiento de la ceremonia 149
El procedimiento de Havdalá 149
Observar a la luz del fuego 152
La bendición de la separación 155
Ladrones 156
Dañadores y daños 156
Salvación 156
Riqueza 157
Los beneficios del diezmo 158
Casamiento 162
Encuentro con un mandatario 162
Encuentro con un mandatario por necesidad
de la comunidad 163
Éxito y salvación de aflicciones 164
Receta para madrugar 164
Protección suprema 164
Memoria 165
Gracia y bondad 167
Propensión a los deleites carnales 168
Discusiones 168
Momento propicio para orar 168
Sustento 169
Depresión 172
Las bondades del banquete 173
El sustento del huesecillo esencial 174
XII. EL PODER DE LA CURACIÓN CABALÍSTICA. 177
Los preparativos para la escritura de un kameia 177
La energía cabalística 178
Días adecuados 179
Horarios apropiados 181
El texto sublime 181
El orden de los siete cuerpos celestes 181
El trayecto del día 183
Asistentes astrales 185
Final del Kameia 186
El atado del Kameia 187
XI LOS DESIGNIOS DE LA ASTROLOGÍA 189
Domingo 189
Lunes 190
Martes 191
Miércoles 191
Jueves 192
Viernes 192
Sábado 193
Los cuerpos celestes 194
La energía de los días del mes 197
El poder de los designios 207
El modo de enfrentar un designio negativo 208
Otro suceso extraordinario 210
Designio revertido 212
XIII. LA ELECCIÓN CORRECTA 215
La revelación talmúdica 215
Una protesta general 217
La gran propuesta 218
El reconocimiento interior 219
Los misterios revelados 219
Una clave elemental 221
Un sonido de paloma 222
La revelación suprema 223
El suceso de la medianoche 224
La luz suprema 224
El camino que conduce a la luz 225
Otro sendero que lleva al mismo lugar 225
Elevación suprema 226
La sensibilidad de una mujer 227
La historia del yerno 227
Una visión erudita 228
El joven entra en acción 228
El secreto de un hombre 229
El joven revela el misterio de su silencio 230
Una disertación inesperada 231
El joven se revela 232
Un momento de emoción 232
La clave esencial 233
Importancia de la verificación 234
Conocimiento esencial 235

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura