Guia Practica Del Simbolismo Cabalistico

Referencia: 9788495593719
30,00 €
28,50 € 5% de descuento
Impuestos incluidos
Guía Práctica del Simbolismo Cabalístico establece el estándar de los textos esotéricos y constituye una importante obra de consulta para los estudiantes de la tradición mágica. La presente edición,
Cantidad
Últimas unidades en stock

Guía Práctica del Simbolismo Cabalístico establece el estándar de los textos esotéricos y constituye una importante obra de consulta para los estudiantes de la tradición mágica. La presente edición, comprende los dos volúmenes publicados en 1980; contiene un extenso índice y un nuevo prefacio del autor. Gareth Knight se inspira en muchas escuelas esotéricas de Occidente, presentando su propio enfoque pragmático a los estudiantes que deseen utilizar el Simbolismo Cabalístico como medio de explorar campos de cosnciencia metafísicos.

La primera parte compara la Tradición de Misterios de Occidente con los métodos de Yoga orientales y analiza con toda suerte de detalles el Árbol de la Vida. La segunda parte ofrece el más exhaustivo análisis jamás publicado de los veintidós «Senderos de Gloria Oculta» que conectan las esferas del Árbol de la Vida, teniendo en cuenta las letras hebreas, los signos astrológicos y los arcanos mayores del Tarot. Incluye también una sección dedicada al Tarot que examina la historia de su diseño y los variables sistemas de correspondencia con el Árbol de la Vida. Gareth Knight arroja nueva luz sobre los abandonados arcanos menores y sobre la poca comprendida función de los ases y los dieciséis triunfos o figuras. Ambas partes contienen extensos capítulos sobre métodos prácticos de trabajar el Árbol.

PREFACIO DEL AUTOR
A LA EDICIÓN EN RÚSTICA

Han pasado ya cuarenta años desde que escribiera Guía Práctica del Simbolismo Cabalístico. Y al parecer mi libro y yo hemos sido bien acogidos por la nueva generación, lo que me llena de alegría a pesar de que en algunos aspectos ambos empezamos a acusar la edad. Sin embargo, aunque resulta de lo más gratificante haber escrito una obra que ha seguido atrayendo la atención del público a lo largo de los años, a veces se me antoja un pesado lastre cuando alguien me pone en el compromiso de tener que justificar ciertos conceptos que se me ocurrieron hace tanto tiempo. Por otro lado, cuando se publica un voluminoso libro de cierto interés en un área especializada, hay razones económicas que no permiten alterar el texto, así que tanto yo como mis lectores hemos tenido que atenernos a un número de opiniones (a veces expresadas como realidades incuestionables) ahora considerablemente desfasadas o, desde un principio, del todo incorrectas. Ojalá este breve prefacio consiga, al menos en parte, reparar cualquier deficiencia en este sentido.

Ruego tenga presente, querido lector, que este libro fue escrito por un joven entusiasta que acababa de cursar los grados de una hermandad iniciática, y que aún debía aprender que podían existir muchas más formas de entender la "vida, el universo y todo lo demás" que las que había reunido absorbiendo los conocimientos de una hermandad. Tal vez por eso pueda parecerte que esta obra ha confiado demasiado en fuentes reconocidas y fidedignas.

No obstante, más que mi propia contribución, han sido estos conocimientos documentales los que han conferido fuerza al libro. En este aspecto, no olvides tampoco que las hermandades esotéricas también pasan por sus propios ciclos vitales y, en aquella época, la Sociedad de la Luz Interior atravesaba una especie de crisis de los cuarenta. Muchos de los enfoques tradicionales de una hermandad mágica en el marco de la tradición esotérica occidental se estaba poniendo en duda (en parte, no sin razón), y combinados con la moda entonces vigente de formas alternativas de psicoterapia, se estaba generando una atmósfera más mística.

Guía Práctica del Simbolismo Cabalístico refleja ese estado de cosas, lo que no deja de tener sus ventajas y sus inconvenientes. La Tradición de Misterios de Occidente siempre ha estado cambiando, síntesis orgánica de la experiencia interior y exterior sin la cual habría quedado anquilosada y desprovista de vida. Por eso, amigo lector de hoy, sea consciente de esto, y sopese con cuidado lo que se dice, rechace lo dudoso y aférrese con fuerza a lo bueno. Con esto en mente, resaltemos ahora algunos puntos específicos de lo que "no es tan bueno".

Las draconianas observaciones sobre la homosexualidad parecían ser bastante comunes en un tiempo en que esta forma de manifestación sexual era aún un delito. Desde entonces, la sociedad ha dado un giro radical en este sentido y me produce un inmenso pesar que, por culpa de mis palabras, alguien haya tenido que pasarlo mal debido a sus inclinaciones sexuales. Y no es que yo necesariamente defienda todo lo que veo u oigo sobre los más desenfrenados límites de la actividad sexual humana, especialmente cuando se trata de prácticas pseudomágicas (una de las preocupaciones de Dion Fortune), pero no deseo de ningún modo erigirme como árbitro de la moralidad pública.

En algunas partes de este libro, se asume que la Cienciología es la panacea para curar todos los "males". Ahora considero esta valoración demasiado optimista, pero resulta que con el liderazgo de la Sociedad sus técnicas se habían hecho muy populares en el momento de escribir el libro, igual que ocurrió con la psicología jungiana en tiempos de Dion Fortune.

El sistema de correspondencias presentado en este libro se basa en el de la Orden Hermética de la Aurora Dorada. Por supuesto, no es el único sistema válido, aunque a mí me ha funcionado muy bien y permite utilizarlo con un gran margen de flexibilidad. No había una buena razón para desechar ningún otro método que yo no conociera, como hice con el de C. C. Zain. Sin embargo, estoy en deuda con el señor Prier Wintle por haberme proporcionado una cortés explicación de su base.

Por último, quisiera responder a la crítica de que, a veces, el texto se pierde en especulaciones poco relevantes. La razón de ello es que, cuando lo escribí, aprovechaba la menor excusa para incluir tanto material como fuera posible de los escritos de la Sociedad de la Luz Interior, política que fomentaba dicha Sociedad y que, por entonces, considerábamos el elemento más importante de todo el libro.

—Gareth Knight Equinoccio Vernal 2001

PREFACIO DEL AUTOR

Las dos partes de este libro tratan de las Sefirot y los Senderos del Árbol de la Vida como base para el estudio de múltiples ramas del simbolismo esotérico. No es un tratado académico ni histórico, sino una guía práctica para todo el que desee utilizar el simbolismo cabalístico como medio de explorar campos de consciencia que van más allá de lo físico.

Deseo manifestar mi agradecimiento a la Sociedad de la Luz Interior por haberme permitido incluir extractos de diversos documentos inéditos en los archivos de la Sociedad, especialmente en la Primera Parte. No obstante, la obra representa sólo mis propios puntos de vista en el momento de escribirla y no necesariamente los de la Sociedad de entonces o de ahora.

Mis ideas han variado en algún sentido con el transcurrir de los años, pero el libro sigue siendo lo que siempre fue: un ejemplo de trabajo meditativo sobre el plano básico del Árbol de la Vida cabalístico; y en la medida en que revela la importantísima estructura del Árbol, debería servir a su propósito a pesar de las peculiaridades interpretativas individuales.

Desde entonces, mi última línea de pensamiento ha quedado plasmada en EXPERIENCE OF THE INNER WORLDS, obra que recomiendo leer encarecidamente como complemento de la presente; y además muy relacionada con THE CHRIST, PSYCHOTHERAPY AND MAGIC, de Anthony Duncan. La principal diferencia en cuanto a énfasis o estructura se encuentra en la recuperación del interés por la Cábala judía y la tradición europea que nace de ella, a través de los cabalistas cristianos de los siglos XIV al XIX, con alguna inclusión de influencias sufíes como consecuencia de las Cruzadas. En términos filosóficos, hemos pasado de un punto de vista monista a otro teoísta.

Por lo que respecta al presente texto, algunos experimentados ocultistas me han escrito diciendo que ellos emplean otras correspondencias diferentes a las que yo utilizo, y no me cabe la menor duda de que pueden aplicarse con éxito otros sistemas y de que, en realidad, no existe un sistema "único y verdadero".

Estoy en deuda con el señor Prier Wintle, quien se ha tomado muchas molestias en explicar que los atributos de C. C. Zain, los cuales yo desestimé con cierta brusquedad, en realidad están basados en principios bien razonados, por muy lejos que se hallen sus correspondencias resultantes de los sistemas tradicionales de los que soy partidario.

También algunas personas me han llamado la atención por mis exageradas observaciones sobre la cienciología. Tal vez no estén fundamentadas en pruebas suficientes; pero yo sólo hago constar con toda sinceridad que mis experiencias personales con esta técnica me han resultado muy útiles. Tal vez haya sido especialmente afortunado.

G.K. 23.11.1075

ÍNDICE

PRIMERA PARTE

DE LAS ESFERAS DEL ÁRBOL DE LA VIDA

Diagramas y Tablas 8

Prefacio del Autor a la Edición en Rústica 11

Prefacio del Autor 13

SECCIÓN 1

 

I —Los Usos de la Cábala 17

II —Un Yoga para Occidente 26

III —Bosquejo del Árbol de la Vida 36

IV —Las Atribuciones Sefiróticas 48

SECCIÓN 2

V —Lo Inmanisfestado y los Velos de Existencia Negativa 62

VI —Kéter — Corona 73

VII —Jojmá — Sabiduría 82

VIII —Binó — Entendimiento 92

IX —Daát — Conocimiento 104

X —Jésed — Misericordia 115

XI —Guevurá — Severidad 124

XII —Tiféret — Belleza 134

XIII —Netsáj — Victoria 145

XIV —Hod — Gloria 157

XV —Yesod — Fundamento 167

XVI —Maljút — Reino 179

SECCIÓN 3

XVII —La Flexibilidad del Árbol 195

XVIII —Relaciones de los Sefirot 200

XIX —Los Grados Esotéricos 204

XX —Atribuciones Misceláneas 213

XXI —Las Klipot 217

XXII —Aplicaciones Prácticas  ´ 221

DIAGRAMAS

 

Árbol de la Vida del Nuevo Testamento Siriaco,

Viena, 1555 Frontispicio

1. El Árbol de la Vida 37

2. El Rayo Relampagueante 38

3. Los Pilares 39

4. a) Los Tres Anillos Primarios 63

b) Las Nubes-Velo de Existencia Negativa 64

c) Signo t´ai chi t´u chino 66

5. El Caduceo 110

6. Ritual del Pentagrama

a) Apertura 224

b) Cierre 225

TABLAS

I. Las Letras Hebreas 227

(Nombre, transliteración, traducción y número) 228

II. Las Sefirot

a) Título, Nombre Divino, Arcángel, Orden

de Arcángeles, Chakra Mundano 229

b) Versiones Castellanas de lo de Arriba 230

c) Traducciones usuales de lo de Arriba 231

La Serpiente de la Sabiduría 232

SEGUNDA PARTE

DE LOS SENDEROS Y EL TAROT

Prólogo —La Naturaleza de los Senderos 237

SECCIÓN 4: LOS MISTERIOS MENORES

Los SENDEROS DE LA PERSONALIDAD

XXIII —Las Vías a y desde el Ser Físico

Senderos 32°, 29° y 31° 245

XXIV —Las Estructuras de la Personalidad

Senderos 28°, 30° y 27° 281

XXV —Los Vínculos con la Individualidad

Senderos 25°, 26° y 24° 311

SECCIÓN 5: LOS MISTERIOS MAYORES

Los SENDEROS DE LA INDIVIDUALIDAD

XXVI —Las Estructuras de la Individualidad

Senderos 20°, 22° y 19° 347

XXVII —Influencias sobre la Personalidad

Senderos 21° y 23° 375

XXVIII —Los Vínculos con el Espíritu

Senderos 13°, 17° y 15° 391

SECCIÓN 6: LOS MISTERIOS SUPREMOS

Los SENDEROS DEL ESPÍRITU

XXIX —Influencias sobre la Individualidad

Senderos 18° y 16° 421

XXX —Las Estructuras del Espíritu

Senderos 14°, 12° y 11° 435

SECCIÓN 7: EL TAROT

XXXI —Los Arcanos Mayores 460

XXXII —Los Arcanos Menores 489

XXXIII —Las Cartas de Corte 509

Epílogo: Trabajo Práctico en los Senderos y el Tarot 526

Índice Analítico, de Norman D. Peterson 547

TRIUNFOS DEL TAROT POR ORDEN NUMÉRICO

O - El Loco 455

I - El Mago 449

II - La Suma Sacerdotisa 402

III - La Emperatriz 443

IV - El Emperador 290

V - El Hierofante 433

VI - Los Amantes 409

VII - La Carroza 427

VIII - La Justicia 365

IX - El Ermitaño 354

X - La Rueda de la Fortuna 383

XI - La Fortaleza 373

XII - El Colgado 388

XIII - La Muerte 341

XIV - La Templanza 319

XV - El Diablo 329

XVI - La Torre 308

XVII - La Estrella 417

XVIII - La Luna 270

XIX - El Sol 299

XX - El Juicio Final 278

XXI - El Universo 258

LOS SENDEROS POR ORDEN NUMÉRICO

Sendero Triunfo Letra Hebrea Signo Astrológico

11 0 Alef Aire 451

12 I Bet Mercurio 445

13 II Guimel Luna 393

14 III Dálet Venus 437

15 XVII He Aries 411

16 V Vav Tauro 429

17 VI Zayin Géminis 404

18 VII Jet Cáncer 423

19 XI Tet Leo 367

20 IX Yod Virgo 349

21 X Kaf Júpiter 377

22 VIII Lamed Libra 356

23 XII Mem Agua 384

24 XIII Nun Escorpio 331

25 XIV Sámej Sagitario 313

26 XV Ayin Capricornio 321

27 XVI Pe Marte 301

28 IV Tsadi Acuario 283

29 XVIII Kof Piscis 260

30 XIX Resh Sol 292

31 XX Shin Fuego 272

32 XXI Tav Saturno 247

ILUSTRACIONES

1 - Triunfos 0, 1, 11, III 280

2 - Triunfos IV, V, VI, VII 343

3 - Triunfos VIII, IX, X, XI 374

4 - Triunfos XII, XIII, XIV, XV 457

5 - Triunfos XVI, XVII, XVIII, XIX 486

6 - Triunfos XX y XXI 506

7 - La Cinta de Moebius 506

8 - Algunas de las series del Tarot más conocidas 524

9 - Una extensión del Tarot para la Adivinación 545

9788495593719
Nuevo

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión o Restablece la contraseña