Buscador

Sanación esencial y protocolos del sistema Reiki Ceaan Maximizar

Sanación esencial y protocolos del sistema Reiki Ceaan

Alfredo Aguilera Saldaña (aut)

18,27 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

19,23 €

Este libro está lleno de enseñanzas, narraciones, ceremoniales energéticos, técnicas y de rituales como nociones de lo insignificante que somos ante el Universo.
Pero sobre todo, el libro describe lo mucho que podemos sanar con "La Energía Universal", con un poco de dedicación a nuestro yo espiritual y con la ayuda del Creador.

Más detalles

9788476271810

Este documento no es una obra para principiantes en el estudio del SISTEMA REIKI CEAAN y mucho menos para quienes se consideran seguidores ortodoxos del "Reiki clásico".
El lector debe estar consciente que para el uso de las técnicas y métodos que aquí se documentan, debe ser prioritariamente formado en el SISTEMA REIKI CEAAN; pero si el lector opta por utilizar lo descrito en el texto, es importante que antes de que utilice los conocimientos y técnicas que el libro aporta, estudie primeramente y a profundidad los documentos: "EL SISTEMA REIKI CEAAN" y "EL MANUAL DE TERAPIAS DEL SISTEMA REIKI CEAAN; sugiriendo lo anterior no con un fin mercantil de los títulos que anteceden al presente, sino para que conozca previamente en qué consiste el SISTEMA REIKI CEAAN ya que este tiene una personalidad propia y no se constituye como una copia de otros "Sistemas Reiki"; salvo en la ayuda a las personas y el uso de las "llaves de sanación o símbolos principales".
EL SISTEMA REIKI CEAAN es una escuela de Filosofía Práctica que busca ser parte de la recuperación de la salud a través de la sanación holística, donde a esta filosofía se integren el Arte, la Ciencia y la Espiritualidad, coincidiendo y concibiendo al hombre a partir de un Ser integrado por el trino de cuerpo, mente y espíritu.
Independientemente de la práctica y quehacer del conocimiento científico que siempre priorizan, sugieren, proponen y respetan todos las enseñanzas y practicantes del SISTEMA REIKI CEAAN, en este libro denominado "Sanación esencial y protocolos energéticos del Sistema Reiki CEAAN", se pretende reconocer que la enfermedad es también consecuencia del olvido del hombre de su carácter divino; por ello las enseñanzas filosóficas de este sistema de sanación, buscan superar la creencia de que el hombre puede más que la Divinidad, ya que unida la ciencia, la espiritualidad y la filosofía como lo fue en la antigüedad, el hombre puede más rápidamente superar sus afecciones físicas, mentales y espirituales.

Alfredo Aguilera Saldaña

es odontólogo, maestro en Relaciones Industriales con especialidad en Desarrollo Organizacional y profesor universitario. Su formación en el campo de la salud y de las ciencias sociales le produce inquietudes e interrogantes sobre los métodos de curación clásica y su relación con el "hombre integral". A partir de la década de los 90´s se inicia al estudio de la terapia complementaria o integrativa energética llamada Reiki y alcanza el cuarto grado de Maestro Reiki. En 1996 junto con otros estudiosos y profesionales de las áreas médicas funda la Alianza Reiki de México organización que preside desde su creación desde la cual han egresado aproximadamente 70 maestros, más de 300 alumnos y 9 escuelas en diferentes puntos greográficos de México. Actualmente Alfredo Aguilera Saldaña es miembro de la Federación Europea de Reiki y del Instituto de Ciencias Noéticas de España y mantiene comunicación a través de las tecnologías de la información con más de 4000 organizaciones de terapias complementarias y alternativas en el mundo.

 

  • Nº de páginas: 302 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Formato: 17 x 24

CONTENIDO

Página
Dedicatoria      9
Presentación     11
Prólogo     21
ntroducción     29

Capítulo 1
SANACIÓN ESENCIAL     39
Sanación esencial     41

Capítulo 2
PENSAMIENTO, ENERGÍA Y ENFERMEDAD     47
Pensamiento, energía y enfermedad     49
Pensamientos negativos vs positivos     52

Capítulo 3
PRECURSORES PARA UNA SANACIÓN ESENCIAL     63
Meditación dinámica     65
Respiración: radiante, purificadora o luminosa     72
La oración     75
Alimentación: nutrición y dieta     80
Actividad física     83

Capítulo 4
TERAPIAS DE SANACIÓN ESENCIAL PARA EL CUERPO, LA MENTE Y EL ALMA 87
Evaluación intuitiva de la desarmonía energética sutil     89
Terapia del sistema esencial o de prevención de la salud      92
Técnica para tratar hábitos     105
Terapia del ofendido    109
Terapia para un grupo de personas     113
Curación utilizando el cuarzo     117

Capítulo 5
PROTOCOLOS: CEREMONIAL Y RITUALISTICA DEL SISTEMA REIKI CEAAN    121
Introducción al ceremonial del SISTEMA REIKI CEAAN    123
Ceremonial energético     126
Ceremonias para Primer Grado    126
Ceremonia de bienvenida al Reiki      126
Ceremonia de consagración Primer Grado Reiki     133
Ceremonia de reafirmación del compromiso del Primer Grado    138
Ceremonia de Petición de Paz por el Mundo    140
Ceremonia Reiki por la bendición de la Tierra      145
Ceremonia del círculo o la hermandad Reiki     151
Ceremonias para Segundo Grado    156
Ceremonia de Consagración del Segundo Grado Reiki     156
Ceremonia de reafirmación del compromiso del Segundo Grado    161
Ceremonia Reiki de agradecimiento al Señor por darnos la vida y permitirnos llegar hasta el día en que estamos    163
Ceremonia Reiki de gracias al Señor por la vida      168
Ceremonia Reiki de protección del espacio del hombre    172
Ceremonia Reiki de bendición del espacio del hombre    177
Ceremonias para Tercer Grado    184
Preparación para un Tercer Nivel o superior     184
Ceremonia de reafirmación del compromiso del Tercer Grado    185
Ceremonia Reiki de petición a Dios    187
Ceremonia Reiki de la esperanza     189
Ceremonia del sello Reiki      191
Ceremonia Reiki de la bendición del agua y el pan     195
Ceremonia reiki de primavera o de captación de energía de primavera y agradecimiento a
Dios por la vida como una fiesta de vida     199
Ceremonia Reiki de verano    207
Ceremonia Reiki de otoño y verano    211
Ceremonia Reiki del adiós    212
Ceremonia Reiki de expiación     217
Ceremonia Reiki del Salvador    219
Ceremonia Reiki de creación del universo (Maya)    221
Ceremonia Reiki del Sol (Teotihuacano)    224
Ceremonia Reiki de la danza de la vida (Azteca), de la danza de la atadura de los años, o del fuego nuevo    228
Ceremonias específicas para ser dirigidas por Reikianos del Cuarto grado en adelante    234
Ceremonia Reiki de las vestales    234
Ceremonia Reiki de los bosques    238
Ceremonias específicas para ser dirigidas por Reikianos de Quinto grado en adelante    242
Ceremonia de matrimonio Reiki    242

RITUALISTICA ENERGÉTICA    246
Introducción al ritual del SISTEMA REIKI CEAAN    246
Rituales para ser realizados por Reikianos de Primer Grado en adelante    246
Ritual Reiki de las cuatro luces    246
Ritual Reiki de la auto purificación (auto Reiki)    249
Ritual Reiki de protección contra el lado oscuro    250
Rituales para ser realizado por Reikianos de Segundo Grado en adelante    251
Ritual Reiki de purificación del aura personal     251
Rituales para ser realizados por Reikianos de Tercer Grado en adelante    252
Ritual Reiki del amor a los familiares    252
Rituales para ser realizados por Reikianos de Cuarto Grado en adelante    254
Ritual Reiki de la Sabiduría Divina    254

Capítulo 6
CEREMONIAS, RITUALES Y ACTOS ESPECIALES    257
Ritual de agradecimiento a los cuatro elementos y a la Divinidad Cósmica    259
Ceremonia propia del SISTEMA REIKI CEAAN    259
Auto purificación con la luz    266
Solicitud de protección    269
Bendiciones    271
Oración de clemencia    274
Ritual para dar tranquilidad a los gobernantes y paz a los países    278
Ceremonia Reiki del amor humano    280
Tranquilidad Material     283
Ayuda a un moribundo o a quien ha fallecido    286

ANEXO 1    291
El Reiki en sí mismo    393

PRESENTACIÓN

Era una noche oscura, sin estrellas en el firmamento. Era la nada, o era la totalidad. Toda la materia se encontraba en un reducido y minúsculo artefacto que explotó y se expandió. Era el alfa o era el omega. Después vendrá la contracción y otra vez ¿qué? Es un ciclo infinito de comienzos y finales.
De pronto toda aquella materia se juntó, formó enlaces entre cada diferente estructura. Se conformó el Universo, las constelaciones, los sistemas. En cada uno de ellos se formaron diferentes planetas, con un sol que rige la danza armoniosa en el nuestro. Nuestro planeta se conformó de la Tierra y el Agua. Pronto las condiciones reinantes hicieron que apareciera vida, ¿todo un misterio? Era un silencio total en el comienzo, o era un sonido infernal aterrador de volcanes expulsando lava y vapor de agua. Eran luces repletas de energía, que procedían del Ser que no ha tenido principio ni tendrá final, que fortificaban la formación de esa incipiente creación de vida.
¿Dónde? ¿Quién rige estos destinos? ¿El azar? ¿De dónde proviene esa energía que hasta nuestros tiempos fortifica nuestros cuerpos y nuestro espíritu? ¿Quién juega esos dados en posibilidad de crear nuevas galaxias, Universos, seres vivos y cosas inanimadas? Aquí comienza la historia de Alfredo Aguilera Saldaña, que nos narra desde su primer libro guiado por sus Maestros, el comienzo de una verdad: la fuerza que ha existido en el ser humano pasando por todas las transiciones y vicisitudes en el tiempo. Historias que se repiten en el devenir de la existencia del ser humano, energías, fuerzas ocultas, el bien y el mal en continua lucha, pero solo algo real y verdadero a lo que la respuesta única a donde nos debe dirigir nuestra existencia es el AMOR hacia sí mismo, hacia los semejantes, hacia la naturaleza; que puede llevar a lo más alto, para regresar al origen.
Dice Alfredo en su primer libro: Dios es creador de todo lo que existe y que generó al universo organizado y representado por los cielos y la tierra, a partir de la cual se crea y constituye todo lo existente. Y que posteriormente formó a seres que cobraron existencia por orden de dignidad y que culminaron en el hombre. Dios, es pues, el Absoluto, el mismo principio creador de lo infinito, trascendente, inmutable, impersonal y eterno,
omnisciente y omnipotente cuya esencia por lo tanto va más allá de la capacidad de comprensión humana. La "causa del ser" y el "interés último" -Paul Tillich-. Por lo tanto, Dios es diferente por sí mismo a la lógica que se aplica a las entidades finitas.
Desde aquí debemos de comenzar a comprender lo que nos quiere decir Alfredo, que en este mundo en que vivimos todo se va haciendo absoluto y relativo. Un Universo que se nos muestra inmenso, grandioso ante nuestros ojos, admirable ante nuestros razonamientos como humanos. Por eso en la medida en que se va uno percatando de lo que es la vida y nuestro entorno, Alfredo nos lleva de la mano, nos quiere decir y mostrar lo que a él le han comunicado sus Maestros, sus Guías; no existe momento de respiro para ir compenetrándose en ese mundo especial de la vida. Nuestras mentes son disímbolas y encontramos todo tipo de pensamientos, los escépticos, los gnósticos, agnósticos, fundamentalistas o aquellos que piensan que nuestro mundo es un fluir de energía, o aquellos que solo piensan que esto es materia y todo termina en el momento de la muerte, que no debemos hacer nada con esa parte pensante que fluye desde nuestro corazón y se enriquece en nuestra mente, hasta lograr trascender la vida. Por esa razón, lo que nos quiere mostrar Alfredo, es desde un principio y de manera simple, la configuración de la naturaleza humana y la que nos rodea. Por eso es importante comprender que estamos metidos en un mar de fluido energético que sincroniza nuestra compleja estructura espiritual y material, en este mundo que vamos de paso y en el que nos tocó vivir. Tenemos que alinear todas estas cualidades para coronar nuestra vida en un entorno de paz y de amor. De esta manera llegar al centro de donde hemos venido y hacia dónde iremos. Somos agua, tierra, viento y fuego; elementos, sustancias. Pero somos además espíritu, alma, psique y cuerpo; complejos hilos que mueven nuestra vida, pero al final nosotros somos los únicos responsables de nuestro destino. Por eso sabiamente se nos otorgó el libre albedrío, una hoja de doble filo, allí está en nuestras manos para utilizarlo según nos dicte nuestro yo, nosotros seremos los únicos responsables de elegir el camino del bien o del mal. Por eso dice Alfredo en su primer libro: "desde la perspectiva creadora de la esencia, el hombre es por lo tanto; "esencia" o "espíritu" emanado de la Divinidad". Ese yo que se convierte en el perturbador ego que produce amor, pero este amor puede tener seis tipos de distorsiones: la ira, la lujuria, la codicia, los celos, la arrogancia y el engaño. Ahí reside nuestra misión en esta vida, liberar uno a uno estas lacras que nos atormentan día a día, que destruyen nuestro yo espiritual. El verdadero amor, el desapego difícil del ego, nos lleva a nivel de Dios, del amor, yendo
hacia la perfección. Situación tan difícil de llevar a cabo en forma directa, imposible para la mayoría, lograda solo por aquellas almas que logran pasar directas hacia lo más alto, todos los demás lo tendremos que hacer paso a paso, y una guía puede ser la lectura de estos libros que nos ayudarán a pulir nuestro espíritu, para lograr aunque sea un pequeño peldaño en la escalera que nos ayuda a subir hacia el centro. Además ver que cuando se logra este nivel siempre está presente el ayudar a nuestros semejantes, tanto en el afán de sanación corporal o espiritual.
Cuando tuve la oportunidad de leer el primer libro de esta serie, comencé a entender más las lecciones que Alfredo nos ofrecía en aquel jardín bajo un gran árbol, bajo el cobijo del sol. No dude que la ayuda recibida de sus Maestros fueran indubitables, mensajes muy concretos y llenos de sabiduría, que difícilmente se pudieran obtener sin haber sido actores de todas esas vivencias. Como siempre la duda y la incredulidad están presentes en la vida de cada uno de nosotros seres "de a pie", que comienzan a entender cuál es la verdad sobre toda esta magia de la vida. Quiero en este momento contarles una experiencia particular:
Todo comenzó cuando a una persona que radicaba fuera de nuestra nación, se le diagnosticó un problema de salud que tenía que ser atendido lo más pronto posible. Ella era una mujer que doce años antes había vencido un primer ataque de esta enfermedad; pero los designios divinos nos llevan por caminos que transitan siempre a un final imposible de cambiar. Salió airosa de esa primera prueba que le ponía la vida, no era su tiempo, tenía muchas cosas que dar; fue como un renacer para mejorar su vida y la de los que la rodeaban. Después de su primer problema ella tomó la vida de una forma ejemplar, además que su carácter, era fuerte, vivaz, llena de amor. Era una mujer comprometida con ella misma y con las personas que formaba su círculo más cercano, pero no solo ellas, muchas otras desconocidas recibieron de ella muchos favores y alegrías, siempre dispuesta a dar dicha, comida, alojamiento al que llegara a su presencia y se lo solicitara. Era increíble ese ambiente que la rodeaba, llena de amistades, de maestros, de alumnos que la seguían por su gran carácter y su forma de ser. Le gustaba cantar, bailar, cocinaba muy rico. Toda una serie de atributos que aunque lejos de su familia, ella había sabido canjear al rodearse de amigos, amigos sinceros que la lloraron de verdad cuando ella falleció, además de los familiares que aun la siguen recordando. Después de esos doce años comenzaron nuevamente los problemas, la enfermedad había regresado. Nuevas
operaciones quirúrgicas, quimios, radiaciones que fueron mermando su cuerpo físico, nunca su entereza espiritual. Nosotros lejos sin poder estar a su lado, más que con nuestras oraciones y buenas intenciones. Alfredo se enteró de esta situación y lo comentamos, nos dijo que se le iba a mandar energía desde nuestra ciudad en el centro de México, hasta donde se encontraba ella, a miles de kilómetros. A ella solo se le dijo que un día en específico estuviera en su casa tranquila. Así sucedió un sábado por la tarde, donde nosotros no supimos la hora, ni más detalles sobre el evento. Tiempo después vimos a esta persona que nos contó con detalle lo que había sucedido aquel sábado. Aquella sensación de recibir energías de diferentes colores e intensidades, aquella sensación de tranquilidad y bienestar temporal. Cuando vimos a Alfredo nos contó exactamente lo mismo, el color de la energía, las sensaciones que tal vez hubiera sentido. ¿Coincidencia? ¿Realidad? Por desgracia tiempo después murió esta gran mujer, que aún es recordada con amor y alegría.
Dos conclusiones importantes pude sacar de este ensayo a larga distancia y con el paso de los años se han consolidado en mi mente: que la energía del Universo puede llegar, si la sabemos pedir, de muchas maneras, produciéndonos energía, alegría, calma y amor ante los sucesos malos de nuestra vida. La otra es que no es una salvación total, que los designios están marcados y el final siempre llega cuando es el momento indicado.
Esta fue una experiencia que afianzó mi confianza en las lecciones que recibíamos de Alfredo, que ahora se fundamentan con la lectura de estos libros llenos de enseñanzas, de narraciones, de nociones de lo insignificante que somos ante el Universo, pero lo mucho que podemos crecer ante un poco de dedicación a nuestro yo espiritual. Nuestra conformación ante el Cosmos se fracciona en el macrocosmos y el microcosmos de lo que estamos formados, átomos, partículas subatómicas, quarks y cuerdas, que vibran en fracciones de segundo, incomprensibles, de activación y desactivación. Es como nacer y morir cada diezmillonésima de segundo. Pero esa energía emanada del Creador nos habilita para seguir nuestro destino. Nosotros debemos de poner nuestra habilidad para poder alinear esa energía hacia la eternidad. Esta se encuentra en nuestro cuerpo material. Esto es una verdad fundamental, la vibración no hace diferentes a cada ser que habita la faz de la tierra. Los humanos tenemos pensamientos positivos que vibran a gran velocidad, mientras los negativos lo hacen pesadamente. De aquí que Alfredo pueda decir en la primera parte de este libro: "las emociones y pensamientos negativos generados por la mente, se manifestarán orgánicamente produciendo lo que la ciencia llama
enfermedades o trastornos psicosomáticos. Si los pensamientos son pues; el origen de todo lo "malo" y lo "bueno" y si el pensamiento es la emanación de esa energía ya sea negativa o positiva, es por lo tanto el pensamiento, el promotor de las enfermedades psicosomáticas. Pero también el pensamiento puede generar salud psicosomática, representada por salud mental, corporal y espiritual". Aquí es importante recordar los experimentos de Masaru Emoto con el agua, y si estamos compuestos por casi el 70% de este compuesto, imaginemos lo que puede producir en nuestros cuerpos la vibración, ya sea positiva o negativa. Por eso dice Alfredo en este libro que entre más ejercitamos nuestro espíritu, nuestras habilidades crecerán, nuestros chakras se manifestarán en nuestra vida. La meditación dinámica, la respiración radiante, la oración y la vida sana como parte de una Sanación Esencial y la asistencia de terapias de sublimación para el cuerpo, la mente y el espíritu, como le nombra Alfredo, son herramientas que nos harán crecer día a día espiritualmente para que esta energía influya en nosotros mismos para alcanzar el delicado conocimiento de lo más fundamental de nuestra vida. En nuestra existencia no llegaremos a la excelencia, a la coronación de nuestro ser. Eso solo pocas personas en la historia de la humanidad lo han logrado. Nosotros comenzamos ahora a pulir el diamante que somos. Cuando esa energía se logre concentrar, toda en el corazón, ese día estaremos listos para dar un pequeño salto hacia el centro. Me gustaría reproducir lo que en el libro nos dice una frase del emperador Marco Aurelio: "Nuestra vida es obra de nuestros pensamientos: si tenemos pensamientos felices, seremos felices, si tenemos pensamientos desdichados, seremos desdichados, si tenemos pensamientos temerosos, tendremos miedo, si tenemos pensamientos enfermizos, caeremos enfermos, si pensamos en el fracaso, seguramente fracasaremos, y si nos dedicamos a compadecemos, todo el mundo huirá de nosotros".
Cuando el ser humano se dio cuenta de que estaba rodeado por esa infinita y benevolente energía cósmica, comenzó a hacer una serie de cuestionamientos sobre esa energía, sobre su realidad de la formación del Universo. En su despertar se planteó como interpretar el medio ambiente que lo rodea proponiendo conclusiones que no pueden ser certificadas por vivencias propias. La naturaleza nos muestra todo un ámbito de posibilidades diferentes de la verdadera odisea de la vida, solo basta con mirar cada noche el firmamento, o mirar una flor abriéndose, o un niño riendo, o sintiendo ese fluir de energía que el Creador nos proporciona cada mañana cuando sale el sol. Un plano de la mente se estructuro desde el punto de vista científico, solo las cosas objetivas caben en
esta concepción. Se formaron dos corrientes: la escuela de los "misterios menores" que comprenden el desarrollo del estado humano considerado en su integridad o sea la restauración del "espíritu primordial". Los "misterios mayores" conciernen a la realización de estados suprahumanos, es decir, la meta verdadera para llegar a la identidad suprema. Con un conocimiento metafísico puro. En este punto nos podemos referir a los Misterios menores que representan el retorno de Perséfone a la tierra, mientras que los Misterio Mayores reflejaban su descenso a las regiones infernales y su experiencia en ellas. Según Clemente de Alejandría, los primeros constituyeron los cimientos de las doctrinas ocultas y su superestructura fue erigida mediante los segundos. Todo esto requería de una iniciación, según Warburton "no se pretendía exigir al iniciado nada difícil que no se le ayudase a realizar". Esa iniciación confirió al ser humano la realización de RITOS o CERMONIALES que mantuvieran al iniciado en algo que podremos llamar "estado de gracia".
Por ello en la parte cardinal de este tercer libro, Alfredo nos dice: "Hablar de la energía Reiki, implica respetar lo sagrado de la creación y en ello, los ceremoniales en el SISTEMA REIKI CEAAN tienen un significado muy diferente al uso que es en sí la energía Reiki. Añade: las ceremonias de Reiki deben verse como la parte sacra del Reiki y una manera de pedirle a Dios que nos conceda algo específico o en otros casos, agradecerle por los bienes recibidos. El ceremonial es una petición, pero también una muestra de humildad y si se sabe llevar con el ritmo y el fervor necesarios el Señor nos escucha". Continúa Alfredo con una advertencia clave para llevar a cabo estos actos: "es importante que las personas que llevan a cabo el ceremonial, al momento de participar en su ejecución deben despojarse de todas aquellas pasiones humanas que debilitan el ser, como son el orgullo, la vanidad, la soberbia, la gula y sobre todo la prepotencia, entender que si Dios nos permite tener bienes, es por su bondad y no porque nosotros lo merezcamos". Todo debe nacer motu proprio, estar convencidos de que lo que haremos nos traerá beneficios, a nosotros mismos o por quien pidamos, muchas veces será solamente para agradecer lo ya recibido, pero siempre con la convicción de hacerlo con el amor hacia el Creador que todo nos ofrece.
Existen tres tipos de ritos: los iniciáticos, esto conlleva que después de un paso voluntario, se desarrollará una vía nueva y gradual de autoconocimiento y desarrollo, obtener un grado o nivel Reiki forma parte de ello. En segundo lugar tenemos los esotéricos, en el
que mediante sus propios conocimientos y experiencias particulares, la persona irá develando el valor de los símbolos del rito y edificando su moral e identidad propia. En tercer lugar los tradicionales, que se desarrollan de las tradiciones y mitos ancestrales de la humanidad. Todo esto con la firme convicción de mejorar nuestros conocimientos y coadyuvar con la sanación de los semejantes que lo requieran.
Y aunque Alfredo hace una descripción muy específica de lo que es el ceremonial y el ritual para el SISTEMA REIKI CEAAN, quiero acentuar su texto con lo que Jean Cazeneuve y otros autores escriben: "el rito exhibe el aspecto de acción que se repite de acuerdo con reglas invariables y cuya ejecución no se advierte que produzca efectos útiles". Pero decir útil no clarifica el fenómeno, de modo que entre rito y el acto útil podemos observar coincidencias y amplias constantes. Basta pensar en los ritos mágicos para obtener lluvia, o bien ritos de la neurosis obsesiva, que sirven para gratificar y calmar al sujeto empujado a realizarlos. Cazeneuve vuelve a ratificar "El rito es una acto cuya eficacia real o presunta no se agota en el encadenamiento de causas y efectos. Si es útil, no lo es por conductos exclusivamente naturales, y en ellos reside su diferencia respecto de la práctica técnica". Desde Durkheim y la escuela sociológica de Malinowski y la corriente funcionalista hasta Turner, el rito es definido, además de su repetitividad, por sus referencias a creencias, a órdenes extra empíricas o poderes místicos. R. Firth llega a establecer la división entre ceremonias y ritos, insistiendo en la eficacia de orden místico del segundo más que la normalidad convencional de las primeras. Con estas palabras podemos concluir que considerando el rito como una acción compleja en la que confluyen, desde el nacimiento, además de gestos y movimientos, palabras y cosas, "un todo coherente que, dentro de un determinado sistema cultural, establece un campo simbólico que permite situarse o situarnos el uno frente al otro, establecer relaciones, reconocer valores" (Erikson). Lo simbólico significa confirmar por una parte la fundamentalidad del ritualismo humano, y por otra señalar su esencial función maduradora para el hombre/mujer. Finalmente dice Erikson: "Sin la mediación del lenguaje y de la trama simbólica constituida por la cultura que me ha formado, estaría sometido al imperio de la cosa, en una inmediatez cerrada a sí misma. Es preciso que el lenguaje realice la muerte de la cosa para que yo me pueda constituir como sujeto en un mundo significante, así se crea un espacio libre, en el que llega a ser posible la vida humana. Pero al mismo tiempo renuncio a creer que pueda alcanzar la desnuda y cruda realidad, ilusión que me conduciría a la muerte, el símbolo me arranca así del imperialismo de lo imaginario".
Todo esto confluye en la abolición de ego, que nos destruye. En sentido metafórico debemos morir para comenzar a vivir una vida plena, a través de ese simbolismo que nos ofrece la palabra de agradecimiento, de alabar, de los movimientos, de la meditación. Para crear ese espacio libre, donde vivir mejor dentro de mí.
Por eso Alfredo y sus Maestros nos llevan por un recorrido muy extenso de rituales y ceremoniales que no son un acto que provenga de la imaginación. Todos estos rituales y ceremoniales se remontan a miles de años en el tiempo y han sido recogidos en el largo caminar del mismo por entes que están al servicio del Creador y tiene la voluntad de ofrecer todas sus experiencia por las que han pasado, desde la huida a través del desierto hacia la tierra prometida, pasando por las manifestaciones más importantes de los pueblos de la India, Egipto, Tíbet, Aztecas, Mayas, Grecia; grandes sociedades que alababan a Dios. Toda esta riqueza concurre en este libro, donde se encontrarán los más variados ceremoniales y rituales del SISTEMA REIKI CEAAN. Por mencionar algunos: ceremonial energético, ceremonial para pedir por la paz, ritual de agradecimiento, auto purificación con la luz, ayuda a moribundos, oraciones y bendiciones. Basta mencionar las palabras que se dirigen en este proceso: "Señor Creador de los mundos y por consiguiente Creador mío, que esta luz que aquí brilla, sea bendecida con la luz de tu sabiduría y permíteme que la comparta con mis hermanos". En otro ceremonial se dicen la siguiente frase: "Señor, mi Creador, estoy ante Ti para manifestarte mi lealtad hacia tus leyes y manifestarte que desde el fondo de mi corazón, solicito seas mi guía y permitas que con mano sabia guíe mis actos en todo momento y que si así place a tu voluntad, permitas que aquello que yo bendiga goce también de tu voluntad".
Solo son algunas de las frases que se expresan en cada ritual o ceremonial. Todas son palabras de alabanza a Dios. De agradecimiento y amor por todo lo que nos ha sido dado. Sin olvidar que en el pedir estará el recibir, pero de una forma adecuada. El libro será una guía para ser mejor y si se hace con convencimiento, dedicación y amor podremos sentirnos satisfechos de haberlo leído y seguir sus instrucciones en compañía de seres divinos que estén convencidos que somos un soplo de vida en un tiempo efímero.
Finalmente y para quienes no crean nada de esto quiero contarles un pequeño cuento, que lo más seguro, todos hemos experimentado:
Caminando por la calle una familia integrada por la madre, el padre y su pequeño hijo. Un domingo se dirigen hacia la alameda de la ciudad, donde se encuentran juegos para infantes y además otros niños. Cuando llegan a ella todo es felicidad, ellos se sientan en la banca mirando como su pequeño hijo que se va a jugar. Ellos contemplan las nubes que pasan por encima de los árboles, formando diferentes figuras. Los pajarillos vuelan de rama en rama y bajan a dar picotazos al suelo en busca de alimento, mientras se escucha el trino de alguno en otro árbol. De pronto una ardilla corre presurosa y trepa a un árbol llevando algo en su boca. Los sonidos son de niños jugando, de pajarillos silbando. Los padres se toman de la mano, recordando viejos tiempos en aquel parque. No hay ninguna preocupación. Pero algo interrumpe aquel sueño momentáneo. Un grito de dolor viene de la resbaladilla del centro del parque. Ellos se asustan y corren presurosos a ver qué es lo que pasa. Cuando se acercan, logran reconocer el llanto de su hijo que yace sobre la tierra. Apresuran el paso y se abren campo entre los curiosos. Ven a su hijo tirado y corren a ver que sucedió. Lo levantan y lo toman entre sus brazos. Le dicen palabras tiernas llenas de cariño. Lo acarician y los tres se funden en un abrazo sanador. Celebran un rito que calma la angustia y el dolor. El niño calma su llanto y ve a sus padres que le transfieren energía. Se siente bien. Se baja de los brazos de su madre y corre a subirse nuevamente a la resbaladilla. Con un acto tan sencillo podemos ejemplificar lo que sucede cuando recibimos amor, esto es lo que en cada página nos dice Alfredo y sus Maestros. Los invito a que se regodeen en la lectura de este libro. Y en práctica de lo que allí podemos aprender.
Gracias Maestros de Luz Tahiro, Numu, y Nikol por sus enseñanzas a Alfredo a través de Jesús Mota, quien es el que le otorga con su trabajo la "traducción" de las lecciones, como lo dice el propio Alfredo, quien ha dedicado muchos años a la elaboración de estos manuscritos. Gracias por darme a conocer todo este caudal de conocimientos para ser mejor.

Q.F.B. Marco Antonio Vanzzini Castellanos. Escritor, Empresario, Profesionista y Reikiano Irapuato, Gto. México.

PRÓLOGO

Acceder a la Verdadera Sanación requiere adentrarnos en la comprensión de las cuatro ramas del Saber Humano: Ciencia, Arte, Filosofía y Didáctica'.
Los sabios de la antigüedad conocían perfectamente la anatomía humana. Sabían que todas las funciones de la naturaleza son reproducidas en pequeña escala en el cuerpo físico, igualmente sabían que cada estrella en el cielo, cada elemento en la tierra y cada función en la naturaleza están representadas en nuestro ser por su correspondiente centro, polo y actividad.
Como se puede leer en el primer texto del Maestro Alfredo Aguilera Saldaña2, EL SISTEMA REIKI CEAAN es un conjunto de reglas, principios y medidas que relacionadas entre sí, sustentan una sanación integral, una Escuela Filosófica en donde se conjuntan el arte, la ciencia y la espiritualidad, por lo que se constituye en sí misma como una Escuela Iniciática (no secreta, sino discreta), en donde los protocolos y las fórmulas esotéricas están presentes y en este su tercer libro, Alfredo Aguilera escribe sobre ello.
Cuando nos habla de la Sanación Esencial y hace un recorrido histórico de los grandes Magos de la antigüedad, llegamos a la conclusión de que la verdadera sanación es esotérica y que si realmente queremos acceder a ella tenemos que recurrir a la "alquimia interna", ya que toda enfermedad inicia en los cuerpos sutiles y se va manifestando en cada uno de ellos hasta llegar al cuerpo físico.
Es a través de esta Alquimia donde encontramos los elementos necesarios para la verdadera sanación: meridianos, paralelos, filis y todos los órganos y sistemas que conforman al ser humano tienen su significación sagrada: así, el corazón, con sus cámaras, es un templo erigido sobre la montaña del diafragma, el bazo, (con su pequeño cuerpo en forma de sombrilla), concentra los rayos solares y tiene a su cargo el cuerpo etérico, siendo éste el que inyecta en el sistema circulatorio los corpúsculos blancos de la
sangre, a lo largo de la espina dorsal hay cierto número de nervios, ganglios y plexos... Todo en nosotros tiene lugar en el simbolismo espiritual.
"La enfermedad se genera por la luz que hemos perdido al alejarnos de nuestro ser esencial".3
El proceso de sanación empieza cuando nos aceptamos a nosotros mismos, pero ¿cómo aceptar a alguien que no conocemos? No sabemos quiénes somos y de este desconocimiento viene el miedo. El miedo desequilibra nuestra energía vital y nos enferma. Y no es realmente a la muerte a lo que tenemos miedo, más bien, tenemos miedo a la vida. Es la incertidumbre psico-emocional la que genera enfermedad.
Todo es vibración. Con nuestros actos diarios que empiezan en el pensamiento, emitimos y creamos todo lo que somos. Es el estilo de vida que llevamos el que da la pauta a nuestro estado de salud (o de enfermedad) en los cuerpos espiritual, mental y físico.
En el desarrollo de este libro, el autor nos lleva por un viaje al conocimiento profundo de nosotros mismos, a fin de acceder a la verdadera sanación. La gran tarea es minimizar la nutrición del "psiquismo celular" negativo que impide acceder a niveles de pensamiento genuino, solo así podremos llegar a la conciencia trascendente. Trascender los campos energético-emocionales (ondas electromagnéticas), para entrar a un nuevo orden en el que podamos instalar en las frecuencias de todos los órganos y glándulas de nuestro cuerpo "códigos geométricos" sanos.
Armonizando el pensamiento -nivel mental y emocional- (cabeza y corazón), podremos liberarnos de patrones negativos (defectos de la psique), que condicionan la paz interna. Trabajar -por oposición- sobre los defectos psicológicos, significa contrarrestar el defecto con la Virtud correspondiente.
Transmutar la propia vibración es un proceso gradual que nos irá llevando de un punto a otro, cada vez más alto, más pleno. Aunque... ¿Realmente queremos vivir en plenitud? ¿Realmente estamos dispuestos a ir más allá, hacia la conciencia de nosotros mismos? El equilibrio, la armonía, la paz, la Salud, son posibles si ponemos manos a la obra.
-Hay que resolver el presente. Nuestra vida actual es lo que hay que solucionar ahora. Reflexionar sobre ello significa conocer el lugar en que nos encontramos ubicados. Actuar en el aquí y en el ahora de nuestra vida cotidiana, de tal suerte que podamos decir "Amo tanto la vida, que así amaré la muerte".
A esto ayuda la meditación (medir hacia adentro) que nos expone el Maestro Alfredo Aguilera Saldaña en éste su tercer libro, porque los tesoros están en nuestro interior. La meditación genera una conciencia de unidad, de integración, en la que el tiempo se detiene. Rompiendo esa barrera, desaparece el miedo.
Desinstalando el miedo podemos acceder a insospechados mecanismos de salud. Solo se accede a la verdadera sanación cuando lo interior y lo exterior se abrazan. Esta fusión es la experiencia del Amor. (a-mort = sin muerte). El amor como una realidad, como una frecuencia que sana.
El autor del libro hace énfasis en el principio universal "Todo es vibración". Nuestros cuerpos (físico, mental y espiritual), solo se diferencian por su frecuencia vibratoria y esta frecuencia está determinada por la energía con que se nutren. "La Limpieza es el acto más espiritual que existe".
En el tema "En busca de la energía universal" del primer texto, cuando nos habla de los Hindúes, el Maestro Alfredo señala que las cualidades básicas a las que responde el universo y los individuos son tres y que la cualidad "raja" o del movimiento y del cambio -y que es la más común-, propone al individuo una actividad física incesante y estados de actividad mental también incesante, por lo que le resulta difícil la permanencia en una sola postura física o mental.
Por lo que, aun cuando la escuela REIKI CEAAN no pide reglas de alimentación y aun cuando los individuos somos una mezcla de estas tres cualidades, debemos darle mayor importancia a la cualidad sattvica, que es la que nos permite ese estado de paz y tranquilidad (que no proporcionan ni la cualidad rajásica, ni mucho menos la tamásica), y que es la que nos ayuda de una mejor manera realizar la meditación activa y sus ejercicios de recuperación de energía. Si una meditación activa se realiza con el estómago en pleno
trabajo de asimilación (de unas "carnitas" -comida tradicional mexicana de cerdo- o un sirloin), la mente estará ocupada en digerir ese alimento y no en la meditación.
Debemos considerar que el Reiki -al ser una terapia energética-, ve al hombre de forma holística. Practicar el Reiki desde la concepción Sanación Integral, nos brinda la posibilidad de unir los tres campos energéticos: el biológico, el magnético y el eléctrico.
La verdadera sanación implica "desinstalar" la información de enfermedad que está impregnada en todas nuestras células que (como un medio de almacenamiento electrónico), graban psiquismo (el nuestro y el ajeno).
La Respiración Consciente -como lo menciona el Mtro. Aguilera-, es de invaluable ayuda para aprovechar y realizar mejor la respiración radiante, purificadora, o luminosa.
Otro aspecto importante tratado en este documento corresponde a la actividad física que, realizada como una disciplina (discípulo), es una forma de "energía sutil" que ayuda a liberar la intuición del propio camino, a identificar el sentimiento íntimo y genuino frente al sentimiento condicionado, a eliminar parasitaciones mentales, a controlar el exceso de intelectualismo y a desarrollar la honestidad interna.
Para que sea benéfica, la actividad física debe llevarse a cabo de una manera metódica y continua, bajo la supervisión de un profesional y no de manera esporádica por largos períodos; hay deportes que pueden realizarse a cualquier edad y que proporcionan grandes beneficios: natación, caminata, Tai-Chi, yoga, etc.
Cuerpo, Mente y Espíritu están íntimamente ligados. Si a la enfermedad le damos solo explicaciones intelectuales -separativas-, porque el miedo no nos deja usar la intuición, veremos de ella los efectos, olvidándonos de la causa. Más, si queremos acceder a la Verdadera Sanación, hay que darnos la oportunidad de conocernos: ¿Cómo es la relación que mantengo conmigo mismo? ¿Cómo es la relación que mantengo con los demás?
La mayoría de las enfermedades tienen que ver con un aprendizaje de vida. Todo lo que no puede aprenderse en el orden psíquico, tiene que aprenderse en el orden físico. La verdadera curación implica remover todas y cada una de las capas densas con que nos
hemos envuelto; una vez aprendido y realizado lo correspondiente, la enfermedad desaparece.
La enfermedad es un llamado de nuestra conciencia primordial, un llamado de la Divinidad que habita en todos nuestros cuerpos: en el espiritual, en el mental, en el físico. Acceder a la verdadera sanación exige darnos cuenta que en toda enfermedad hace falta una Virtud. En este libro el autor plantea con magistral vehemencia la relación enfermedad vs virtud.
En el desarrollo de las virtudes interviene la Oración. Si buscamos a Dios dentro de nosotros mismos, eliminamos el temor a la muerte ya que viviremos en el conocimiento de ser inmortales.
La Oración (comunicación primordial o proto-comunicación), requiere limpieza interna y externa. Purificar el corazón (recinto de la Energía Divina), reconstruye, levanta, sana.
Si la oración -ésta fuerza poderosa-, se hace con esa fe de la que habla el Mtro. Aguilera, se cumple y se manifiesta aquello por lo que se ora; sobre todo cuando esta oración se hace en afirmativo y en presente. La mejor forma de orar es con nuestros actos diarios. Actos puros, basados en pensamientos puros, desde un corazón puro.
Pureza es la toma de decisiones cuando no interviene ningún sentimiento egoico. Al ser puros, rompemos las cadenas ancestrales, liberamos hijos, limpiamos el entorno e incrementamos la capacidad vibracional de sanación, no solo de nosotros mismos, sino de todo el planeta.
La transmutación de nuestro Ser exige un cambio de mente (metanoia). ¿Cómo convertir nuestro cobre en ORO? En este libro, el Mtro. Alfredo nos muestra el camino: Si tomamos a nuestro Espíritu como punto de referencia, podremos acceder a la verdadera sanación, a la Sanación Esencial.
La Tradición Alquímica considera que el oro (el metal más noble por excelencia), posee una energía vibracional áurea, capaz de ennoblecer aspectos de la "psique" mancillados por la personalidad, devolviéndole su estado "dorado".
Debemos detenernos y dar crédito a los alquimistas que durante la Edad Media encubrían el estudio de la anatomía oculta presentando los órganos del cuerpo humano en forma de retorta y otros recipientes utilizados para su alquimia. Nuestra química verdadera no es la que comúnmente se conoce, sino es la que la hacemos con ciertos recipientes secretos (órganos internos) y sustancias químicas espirituales, que son invisibles para el individuo ordinario.
La Alquimia es un Acto de Limpieza Espiritual. Esta vida biológica es la oportunidad para recuperar la conciencia de nosotros mismos. A medida que trabajamos para los demás, el miedo y la incertidumbre van desapareciendo. Disciplina, servicio y amor impersonal son el secreto de la transmutación y solo con voluntad es que podremos iluminarnos de nuevo. El SISTEMA REIKI CEAAN se sustenta en ello.
Vivir es un Ritual. Los rituales se necesitan para transmitir simbólicamente los conocimientos y la sabiduría.
Estamos viviendo un tiempo en el que se necesita un nuevo tipo de inteligencia: La inteligencia del Espíritu. El Espíritu es sabio, intuitivo, contextual, sensible, adaptable y cabe en el todas las posibilidades. El Espíritu es eterno, Real. Conocer al Ser Esencial que habita en nosotros equivale a encender una luz. El Espíritu tiene la capacidad de Ver. Es Real quien Ve a Dios. Si tomamos a nuestro Espíritu como punto de referencia, accederemos a la Gran Sanación.
Sanación Esencial significa volver a la conciencia primordial, cada uno de nosotros es responsable de sanarse a sí mismo antes que a los demás. Esta es la tarea y no es mucho pedir. Es nuestro libre albedrío (nuestro yo superior), el que debe decidir el momento y la forma de hacerlo. El camino es único, personal y callado.
La Alquimia Interna requiere de actos puros, de actos nobles; cada acción pura nos irá descubriendo quienes somos. Un alquimista es aquel que ha asumido sus defectos psicológicos y ha logrado transmutarlos. La mejor estrategia es ser osado, pero prudente, no exponerse innecesariamente. Si ha realizado bien su trabajo interno, el Reikiano, por sí mismo, emitirá la pureza adquirida.
Si hay pureza del corazón, las glándulas se alinean y se entra a otro nivel de lucidez.
Hay un mecanismo alquímico que se genera al interior de nuestras células cuando hay p..reza del corazón. Se es puro, o no se es. No hay términos medios.
Amor impersonal y servicio a nuestros semejantes es el camino que propone El SISTEMA REIKI CEAAN, fruto del Amor a la humanidad de los Maestros de Luz Tahiro, Numu y Nikol. y presentada de forma magistral en toda la Obra de Alfredo Aguilera Saldaña.
Es a través de la realización de ésta Enseñanza como podremos llevar la conciencia del Espíritu al mundo material.
La Divinidad todo lo provee. Es magnánima y misericordiosa. Es paciente y espera por nosotros hasta que nos reintegremos a su seno, donde la enfermedad no existe, porque La Luz, Es".
Fundadores y Directores de Terapias Integrales "IPALNEMOHUANI";
Médicos Naturópatas y Reikianos:
Tlayecayanistle: José Luis Sánchez Zaragoza
Maestra en Bioenergética: Elvira Zavala Guzmán
Irapuato, Gto. México

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura