Medicina Antroposófica (Obra completa en un volumen)

Medicina Antroposófica (Obra completa en un volumen)

Referencia: 9788476271643
28,00 €
26,60 € 5% de descuento
Impuestos incluidos

Una ampliación del Arte de Curar

OBRA COMPLETA

Cantidad
Fuera de stock

Se impone una ampliación del arte de curar que tenga en cuenta todo el aspecto «oculto» del hombre y el Cosmos, que conozca la relación real y vital entre los distintos reinos de la naturaleza, la existencia y propiedades de los cuerpos etérico y astral del ser humano, su realidad anímica y espiritual, ciclos de desarrollo; que, en fin, sane la causa, no los síntomas. Obra completa: los tomos 1 y 2 en un sólo volumen.

Vivimos en el siglo apocalíptico de una sociedad industrial y crítica en la que los recursos naturales son violados sin escrúpulos ni discernimiento, en la que todo debe ser puesto al servicio del confort inmediato y de los caprichos. Estamos, no obstante, en el umbral de un nuevo mundo. Una vida nueva se eleva bullendo a nuestro alrededor pero no encuentra, para contenerla, más que formas coaguladas. Más que nunca, se lanza a un desafio a toda nuestra existencia. Debemos transformar nuestra forma de pensar a fin de captar las realidades del tiempo que vivimos.
No tenemos una verdadera imagen del ser humano. Pues éste ser no es solamente el producto de la naturaleza, no solamente lo que podemos ver y tocar. Se impone una ampliación del arte de curar que tenga en cuenta todo el aspecto "oculto" del hombre y el Cosmos, que conozca la relación real y vital entre los distintos reinos de la naturaleza, la existencia y propiedades de los cuerpos etérico y astral del ser humano, su realidad anímica y espiritual, ciclos de desarrollo; que, en fin, sane la causa, no los síntomas. La práctica dedicada y responsable de los médicos antroposóficos en sus clínicas, prueba que el umbral se está cruzando con los pies en la tierra.

Introducción

«A fin de que todos los caminos hacia el bien no estén cerrados.» (Soljenitsyne)
El arte de curar ha sido siempre el reflejo de la idea que el hombre se hacía de sí mismo. Así, nuestra medicina actual ha sido fuertemente influenciada por el pensamiento materialista del siglo XIX. Ella tendría tendencia a considerar al cuerpo humano como una probeta en la que se desarrollarían procesos análogos a los del laboratorio. Pero el médico requerido a la cabecera de un enfermo, sabe cuán insuficiente es esta forma de ver las cosas en la realidad cotidiana. Resulta de ello para el practicante una insatisfacción más o menos confesada, una impresión de no estar verdaderamente a la altura de su tarea.
¿No sería ésta una prueba de que la imagen que nos hacemos del hombre en la óptica de la ciencia actual es falsa, o al menos incompleta? Sería, pues, necesario revisar esta imagen, ampliarla a fin de crear una medicina más conforme a esta realidad que es el ser humano, una medicina a su medida.
Esta imagen ampliada nos ha sido dada por Rudolf Steiner, el fundador de la Antroposofla. Los resultados prácticos obtenidos en dominios tan diversos como la agricultura, el arte de la educación o la medicinad, son las garantías de la validez de la vía en la que se ha empeñado. Porque la. Antroposofla es ante todo una vía, un método de conocimiento, y este camino puede ser recorrido con el mismo rigor que el de la investigación científica pura.
El que comienza a estudiar la Antroposofia se verá impresionado por el hecho de que realiza una ligazón, una síntesis entre todas las disciplinas humanas. ¿No parece sorprendente, por ejemplo, que pueda existir una relación entre dominios tan
diversos como la geología y la medicina? Sin embargo, si se piensa que la Tierra y el hombre han evolucionado al unísono, se comprenderá mejor que ciertas rocas puedan servir de base a un remedio para un órgano de aparición contemporánea a esta roca. Veremos ejemplos de ello.
Nuestra formación -se estaría a veces tentado de decir nuestra deformación- intelectual ha permitido los sorprendentes progresos técnicos que vosotros sabéis, pero constituye un obstáculo al conocimiento real del hombre y del universo. Habituados desde la escuela primaria a pensar como físicos, químicos o matemáticos, nos es muy dificil abordar sin prejuicios otros dominios que los que podemos contar, medir y pesar. Declarar que estos dominios no accesibles a nuestros sentidos no existen, constituye un credo tan desprovisto de fundamentos como la _creencia ciega opuesta. El hombre occidental, en su estado de consciencia actual, se ha alejado de la creencia en un mundo metafisico, porque ha creído que sólo lo que es accesible a nuestros sentidos puede ser estudiado con rigor, pero ha olvidado que aplicar su pensamiento al estudio del mundo sensible es ya una forma de salir de él. Si quisiera ser lógico consigo mismo, debería limitarse a las percepciones sin aplicar ahí su pensamiento. Y sin embargo este pensamiento, bien que no accesible a nuestros sentidos, puede ser estudiado con rigor por el pensamiento mismo. Es el camino que ha seguido Rudolf Steiner en su "Filosofia de la Libertad".
Él ha mostrado que existían otras vías y las ha descrito en detalle. Ha dado igualmente el resultado de sus investigaciones en el dominio suprasensible, y mostrado, entre otras cosas, que el ser humano no está solamente constituido de un cuerpo,
sino también de alma y de espíritu. Su obra considerable se compone, además de un cierto número de escritos, de cerca de seis mil conferencias, de las que la mayor parte han sido estenografiadas y un número importante publicadas.
No es posible, en el marco de esta obra, hacer un estudio en profundidad de la Antroposofia; igualmente, ciertas nociones
podrán parecerle dogmáticas al lector no advertido. Este, si quiere llegar al fondo de las cosas, tendrá que consultar las obras de Antroposofla, de las que un cierto número están traducidas al francés. Con este fin, encontrará en nota las indicaciones bibliográficas necesarias. Me esforzaré de todos modos en seguir una progresión accesible a todos. Es evidente que una crítica válida no podrá fundarse más que sobre un conocimiento en profundidad de la Antroposofia.
La Antroposofia se apoya sobre el respeto a la libertad de pensamiento; es así que Rudolf Steiner ha repetido a menudo que no pedía ser creído, sino por el contrario ser verificado. Nosotros podemos añadir, cuarenta y cinco años después de su muerte, que cada vez que ha sido posible una verificación, sus afirmaciones se han comprobado exactas. He aquí un ejemplo de ello: en una conferencia hecha el 3 de julio de 1924, Rudoif Steiner dijo, hablando de las rocas lunares, que son diferentes de nuestros minerales terrestres y aparecen como vitrificadas. No había en la época ni cohetes ni cosmonautas, y este descubrimiento de Steiner no ha podido ser hecho más que por una vía espiritual. ¡Cuántos sabios se habrían reído todavía de una afirmación así hace solamente algunos meses! Pero los cosmonautas de los Apolo 11 y 12 han informado de rocas que con-- tienen perlas vidriosas de las que no se explica todavía la génesis. ¡Azar!, dirán algunos; mas cuando, poco a poco, todas las indicaciones de Rudoi fSteiner se comprueban exactas, se está obligado a encontrar al azar bien complaciente.
Antes de debutar en la práctica de la medicina antroposófica, sintiéndome insuficientemente preparado, halita compartido,
 mis vacilaciones a un compañero de Basilea, el doctor Marti, quien la practicaba desde hacía largo 'tiempo, y a quien

CONTENIDO

Introducción     13
PRIMERA PARTE
EL HOMBRE A LA LUZ DE LA ANTROPOSOFÍA
CAPÍTULO 1: Los cuatro elementos constitutivos del
hombre     19
Cuestiones planteadas por la vida, p. 19. — Las leyes del mundo mineral no explican la vida, p. 19. — Las fuerzas etéricas, p. 20. — Visualización de las fuerzas etéricas, p. 21. Las cristalizaciones sensibles, p. 21. — La vida animal, p. 22. — Los procesos de interiorización en el animal, p. 23. — El cuerpo psíquico o astral, p. 24. — La experiencia de Carrel, p. 25. — La posición erguida, p. 26. — Lenguaje y pensamiento, p. 26. — El yo individual, p. 27. — El hombre y la libertad, p. 28. — La individualidad humana, p. 28. — Relaciones entre los cuatro elementos, p. 29.
CAPÍTULO 2: La triada humana     31
La tripartición del hombre, p. 31. — Aspecto fisiológico de la polaridad, p. 32. — Generalización de la tripartición, p. 32. — Complejidad del ser humano, p. 33. — Interacción de los dos polos, p. 34. — Confirmaciones experimentales, p. 36. —El polo de la vida y el polo de la muerte, p. 37. — Metamorfosis de las fuerzas etéricas en el pensamiento, p. 37. — Las dos fases del proceso alimenticio, p. 38. — Vínculos
entre el cuerpo astral y el organismo, p. 39. - Cómo actúan el cuerpo astral y el yo, p. 39. - La conciencia opuesta a la vida, p. 40.
CAPÍTULO 3: Salud y enfermedad     41
Conciencia y enfermedad, p. 41. - Desplazamiento de los procesos neurosensoriales, p. 41. - Repercusión sobre el cuerpo físico, p. 42. - La salud: un equilibrio inestable,
p. 42. - El desplazamiento hacia el polo superior, p. 43. - Efectos de una intelectualización demasiado precoz, p. 43. - Los síntomas engañosos, p. 44. - Inversión de las tendencias en el tiempo, p. 44. - Investigación de las causas de la enfermedad, p. 45. - Hace falta atender la causa, no los síntomas, p. 45. - La neumonía, p. 46. - La medicina: una educación del pensamiento, p. 46. -Los factores psíquicos,
p. 47.
CAPÍTULO 4: Histeria y neurastenia     49
Los elementos constitutivos en el polo inferior, p. 49. - ...y en el polo superior, p. 49. - Acción del complejo superior sobre el organismo, p. 50. - La tendencia histérica, p. 50. - ... la tendencia neurasténica, p. 51. - Semiología de estas tendencias, p. 51. - La migraña, p. 52. - Cómo dominar una migraña al comienzo, p. 53. - Peligro de los antálgicos,
p. 54. - Tratamiento a fondo de la migraña, p. 54. Diversidad de las reacciones del organismo, p. 55. -La esclerosis, p. 56. - Los tres planos de las manifestaciones mórbidas, p. 57. - Las pruebas terapéuticas, p. 58. - Evitemos la plaga de la clasificación, p. 58. - Tratamiento de la histeria, p. 59. - Las albuminurias, p. 60. - Tratamiento de la neurastenia, p. 60. - Tratamiento de los calambres,
p. 61. - Argenturn y phosphor, p. 61.
CAPÍTULO 5: El dormir y la vigilia     63
El insomnio: una enfermedad actual, p. 63. - El ritmo del dormir, p. 63. - El yo y el cuerpo astral durante el sueño,
p. 64. - ¿Por qué dormimos?, p.65. -Las causas del insomnio, p. 66. - Necesidad de un interrogatorio en profundidad, p. 66. - Tratamiento de los insomnios, p. 67. - El papel del frío, p. 69. - Factores digestivos, p. 69. - El insomnio del neurasténico, p. 70. - ... y su tratamiento,
p. 71. - El insomnio del histérico, p. 71. - ...y su tratamiento, p. 71. - La ilusión de los somníferos, p. 72. - Tratamiento del insomnio infantil, p. 73. - ...y senil., p. 73. - Insomnio y materialismo, p. 73.
CAPÍTULO 6: Inflamación y esclerosis     75
Carácter de la inflamación, p. 75. -Relaciones con los elementos constitutivos, p. 75. - La fiebre y la inflamación, p. 76. -Envejecimiento y endurecimiento, p. 78. - Los procesos de conciencia, causa de envejecimiento, p. 78. - Polaridad entre inflamación y esclerosis, p. 78. - Apis..., p. 79. - ...y Belladona, p. 80. - ¿Por qué es venenosa una planta?, p. 80. - Proceso astral en la belladona, p. 80 Belladona e inflamación, p. 81. - Tratamiento de las inflamaciones, p. 81. - El control de la fiebre, p. 82. ¿Cómo actúan los antibióticos?, p. 82. - La esclerosis, p. 83. - Los procesos del abedul, p. 84. - Aplicaciones terapéuticas, p. 85. - El plomo en la esclerosis, p. 85.
SEGUNDA PARTE
LAS ETAPAS DEL DESARROLLO HUMANO
CAPÍTULO 7: Del nacimiento a los siete años     89
El hombre es rico en posibilidades, p. 89. - El desarrollo por septenios, p. 89. - Herencia e individualidad, p. 90. Las proporciones del recién nacido, p. 90. - Papel de la cabeza, p. 90. - Fuerzas de crecimiento e imitación, p. 91. Importancia del entorno y del ambiente, p. 92. - La lactancia, p. 93. - Crecimiento y composición de la leche, p. 94. - La digestión en el lactante, p. 95. - La carne y los huevos,
p. 96. El polo digestivo y motor, p. 96. - Posición erguida y marcha..., p. 97. - ...lenguaje..., p. 97. -...y pensamiento,
p. 97. - La primera dentición, p. 97. - La aparición del yo,
p. 98. - Las proporciones del cuerpo a los siete años, p. 99. - Predisposición a las enfermedades, p. 99. - El raquitismo, p. 99. - La vitamina D, p. 100. - El tratamiento del raquitismo..., p. 100. - ...y su profilaxis, p. 101. - Cabezas grandes y 'pequeñas, p. 101. - Escarlatina y sarampión, p. 102. - Tratamiento del sarampión, p. 102. - Tratamiento de la escarlatina, p. 103. - La tosferina, p. 104. - El fac-
    tor afectivo, p. 104. - Tratamiento de la tosferina, p. 105    
CAPÍTULO 8: De siete a catorce años     107
Metamorfosis de las fuerzas etéricas, p. 107. - La dislexia, p. 108. - Ni demasiadas, ni demasiado pocas actividades intelectuales, p. 109. - Desarrollo de la afectividad, p. 109. - La afectividad antes de los siete años, p. 110 - Edu-
cación de la afectividad, p. 110. - El yo hacia el noveno año, p. 111. - Movilidad y conciencia, p. 111. - La corea o baile de San Vito, p. 112. - Tratamiento de la corea, p. 113. - La enfermedad de Bouillaud, p. 113. - ...y su tratamiento, p. 115. - Escoliosis y cifosis, p. 115. - Prevención y tratamiento de las escoliosis, p. 116. - El cambio, p. 116.
CAPÍTULO 9: De catorce a veintiún años     119
El nacimiento del cuerpo astral, p. 11.9. - El hombre y el animal, p. 120. -La clorosis..., p. 120. -...y su tratamiento, p. 121. - La tuberculosis, p. 122. - Predilección de la tuberculosis por el pulmón, p. 122. - El papel de la luz, p. 123. - Tratamiento de la tuberculosis pulmonar, p. 124. - El "nacimiento" del yo, p. 125.
TERCERA PARTE
LOS CUATRO ÓRGANOS CARDINALES
CAPÍTULO 10: El pulmón     129
El órgano tierra, p. 129. El asma, p. 130. - Asma y tuberculosis, p. 131. - Asma y diatesis exudativa, p. 131. - Asma y bronquitis, p. 132. - Tratamiento del asma, p. 132. - Fiebre del heno y alergia, p. 134. - Tratamiento de la fiebre del heno, p. 135. -Diferencia entre asma y fiebre del heno, p. 136. - Papel del pulmón en el psiquismo, p. 136. - El temperamento melancólico, p. 137. - Psicosis en relación con el pulmón, p. 137. - Tratamiento de las psicosis melancólicas, p. 138.
CAPÍTULO 11:El hígado     139
El hígado, órgano.de la vida, p. 1.39. - El centro del metabolismo, p. 140. - El polo caliente, p. 141. - Trastornos del metabolismo del agua, p. 142. - Trastornos de la función biliar, p. 143. - La litiasis biliar, p. 143. - Medicamentos nuevos, p. 143. - El Hepatodoron, p. 144. - El Choleodoron, p. 144. El estaño, p. 145. - Hígado y temperamento,
p. 146. - El temor a la vida, p. 146. Psicosis hepáticas    , •
p. 147. - ...y su tratami o, p. 147.
CAPÍTULO 12: El riñón     149
- Un órgano atter' , p. 150. - Humanización de las albú-
minas, p. 150.    a radiación renal, p. 151. - La insuficien-
cia de rad' ción renal..., p. 151. - ...y su tratamiento,
p. 152. - Trastornos de la excreción, p. 152. - ...y su tratamiento, p. 152. - Exceso de radiación renal, p. 153. - El problema de la sal, p. 153. - Los edemas, p. 154. - Tratamiento del exceso de radiación renal, p. 154. - Las nefritis crónicas, p. 155. - ...y su tratamiento, p. 156. - Las suprarrenales, p. 156. - Procesos infecciosos..., p. 157. - ...y sus tratamientos, p. 157. - La litiasis renal..., p. 157. - ...y su tratamiento, p. 158. - Riñones y vida afectiva, p. 159. El temperamento renal, p. 159. - La esquizofrenia, p. 160. - Tratamiento de las psicosis renales, p. 160.
CAPÍTULO 13: El corazón     163
Papel del corazón en la circulación, p. 163. - Sangre y nervios, p. 163. - Diástole y sístole, p. 164. - Variaciones del ritmo, p. 165. - Pulso y respiración, p. 165. - Génesis de las afecciones cardíacas, p. 166. - Afecciones por preponderancia metabólica, p. 166. - Un ejemplo, p. 166. - Enfermedades infecciosas, p. 167. - Tratamiento de las afecciones por preponderancia metabólica, p. 168. - Afecci9nes por predominio neuro-sensorial, p. 170. - ...y su tratamiento, p. 171. - Ritmo cardíaco y ritmo solar, p. 173. - Las arritmias, p. 173. - La enfermedad de Bouveret, p. 173. La taquicardia emotiva, p. 174. - La enfermedad de Basedow..., p. 174. - ...y su tratamiento, p. 174. - El centro del organismo de calor, p. 175. - El corazón y el elemento fuego, p. 175. - Corazón y temperamento, p. 175. - La psicosis cardíaca, p. 176. - La neurosis cardíaca, p. 176. -- Tratamiento de las neurosis y de las psicosis cardíacas, p. 177. - Resumen del tratamiento de las afecciones cardíacas, p. 177. - Vayamos más allá de los esquemas, p. 180. - Los diferentes temores, p. 180.
CUARTA PARTE
ESTUDIOS DE ALGUNOS
PROBLEMAS PARTICULARES
CAPÍTULO 14. El problema del cáncer     183
Las cinco preguntas del problema, p. 183. - El crecimiento normal, p. 184. - La experiencia de Arndt, p. 184. - La experiencia de Carral, p. 185. - Variación del equilibrio con la edad, p. 186. - La metamorfosis de las fuerzas etéricas, p. 186. - La metamorfosis incompleta, p. 187. - Los

Luis Carcamo
9788476271643
Nuevo

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión o Restablece la contraseña