Buscador

Salud De La Botica Del Señor Maximizar

Salud De La Botica Del Señor

Maria Treben (aut)

13,66 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

14,38 €

Consejos y experiencias con hierbas medicinales Maria Treben »En un tiempo en el que la mayoría de los hombresse está apartando del estilo de vida natural,muchos sufren de enfermedades amenazadoras a causa de su actitud equivocada ante la vida.Por eso deberíamos recuperar la tradición de las hierbas medicinale...

Más detalles

9783850681254

Consejos y experiencias con hierbas medicinales Maria Treben

»En un tiempo en el que la mayoría de los hombres
se está apartando del estilo de vida natural,
muchos sufren de enfermedades amenazadoras a causa de su actitud equivocada ante la vida.
Por eso deberíamos recuperar la tradición de las hierbas medicinales que nuestro
Dios bondadoso nos ha dado desde la eternidad. «

Maria Treben ha pasado a la historia como una de las pioneras más importantes de la medicina natural. Muchos la honran como una santa, pero era una mujer que se dedicó toda su vida a las hierbas medicinales. Quería compartir su experiencia con tantas personas posibles.
Durante todos estos años su fama y la popularidad de sus obras nunca han disminuido. A causa de la aumentación de la puesta en práctica de la medicina alternativa sus libros todavía tienen una actualidad nueva.
En su obra principal „Gesundheit aus der Apotheke Gottes" (Salud de la apoteca de Dios), describe detalladamente 31 hierbas medicinales, su fuerza curativa y la aplicabilidad en forma de té, tintura, papilla, baño o zumo fresco.

Prólogo

    A pesar de los muchos ataques recibidos desde los más diversos lugares contra mi persona y mis consejos en el folleto »Salud de la botica del Señor«, la gran cantidad de cartas entusiásticas que me han enviado sanos y enfermos, médicos y versados en medicina, del país y del extranjero, me han inducido a seguir poniendo al alcance de todos mis conocimientos y experiencias más recientes acerca de las plantas medicinales en una nueva edición mejorada y ampliada del mencionado folleto.
    En una época, en que gran parte de la humanidad se va apartando considerablemente de un modo de vida natural y va dejando por una concepción falsa de la vida camino abierto a enfermedades amenazantes, deberíamos acordarnos de las hierbas medicinales que Nuestro Señor por su bondad nos está regalando desde tiempos remotos. El Padre Kneipp dice en sus escritos que »para cada enfermedad ha crecido una hierbecilla.«
    Siendo así, cada uno puede favorecer a su salud recolectando a su debido tiempo plantas y hierbas de la »farmacia de Dios,« bebiendo diariamente o durante un período determinado infusiones o utilizando los extractos para fricciones y compresas, cataplasmas de vapor o baños de hierbas. Una vez uno se haya decidido a utilizar las hierbas medicinales tendría que empezar con las hierbas purificantes de la sangre, como Ajo de oso, Ortiga, Verónica, Diente de león y Llantén. Estos tratamientos no pueden perjudicar nunca si se siguen exactamente mis indicaciones. Si no aportan el alivio esperado, puede ser debido a que existan zonas geopáticas en el entorno del enfermo (vivienda, puesto de trabajo). En este caso habría que consultar con un zahorí (buscador de manantiales) para que localizara lugares libres de radiaciones.
    En casos serios de malestar, fiebre u otros síntomas de enfermedad manifiestos, es imprescindible consultar a tiempo al médico para que diagnostique. Igualmente es preciso dejar controlar por un médico concienzudamente el proceso de desarrollo y de curación de una enfermedad grave.
    El hecho de que la medicina oficial vaya prestando cada vez más atención a la medicina natural se ha demostrado claramente en el 25 Congreso Internacional de Postgraduados de la Deutsche Bundes-Árztekammer y Osterreichische Árztekammer (Colegios médicos alemán y austríaco) que tuvo lugar en Badgastein (Salzburg) y en el que participaron 1500 médicos.
    El Prof. Dr. Carl Alken (Universidad de Saarland, R.F.A.) justifica ese incremento de atención hacia las virtudes curativas de la naturaleza con las siguientes palabras:
    »Después de la segunda guerra mundial, los médicos se encontraron prácticamente incapacitados para combatir por ejemplo la tuberculosis o la parálisis renal. Luego vino el gran cambio con la introducción de los antibióticos. Los resultados son evidentes, hoy ya tenemos que luchar contra las consecuencias negativas de la administración excesiva de los mismos y contra la mala utilización de esa »bendición«. A ello hay que añadir la avalancha imparable actual de enfermedades por hongos (micosis), que se deben a trastornos del equilibrio biológico, al exceso de medicamentos o a otras influencias del medio ambiente.«
    Desde hace años voy frecuentando sesiones y congresos, cuyos resultados también se publican en los periódicos. Muchos médicos conscientes de su responsablilidad previenen contra el peligro del abuso de medicamentos. Sobre todo no dejan de advertir lo peligrosos que pueden ser los analgésicos. Gran cantidad de gente los toma sin ningún control médico, lo que causa a veces lesiones gravísimas de los órganos. Por ejemplo, los medicamentos para bajar la tensión arterial, tomados durante cierto tiempo, favorecen en las mujeres la formación de cáncer de mama, hecho que han demostrado los resultados de tres grupos de investigadores experimentando independientemente en Boston, Bristol y Helsinki.
    Mi propósito es poner al alcance de la mano de los enfermos el conocimiento de las propiedades curativas de una serie de plantas importantes y además hablarles de las experiencias de los últimos dos años y medio, es decir desde la publicación del folleto »Salud de la botica del Señor«. Para el ser humano es muy edificante el encontrar una salida a su desesperación y padecimiento valiéndose de su propio esfuerzo y su propia voluntad, gracias a la ayuda maravillosa de nuestras hierbas medicinales. El enfermo que se empeñe en reconquistar su salud asumiendo él mismo esta responsabilidad, ha elevado de tal manera su dignidad humana, que se encuentra en el camino que le puede sacar de ese callejón sin salida cual es su enfermedad.
    Siempre me preguntan de dónde saco mis conocimientos sobre las plantas medicinales, pero no puedo dar una contestación precisa. Siendo niña solía pasar las vacaciones de colegio en casa de la familia de un guarda forestal. Allí aprendí precozmente a conocer y a apreciar la nauraleza en su conjunto. De niña ya sabía distingiur las plantas y conocía sus nombres; sin embargo ignoraba su importancia como plantas curativas. Mi madre, entusiasta de los métodos naturales de Kneipp, procuraba criarnos de una manera natural, sin influencias químicas.
    Siendo jovencita tuve dos experiencias que fueron muy decisivas para mi vida. Una viuda de unos 40 años, madre de tres hijos, estaba enferma de leucemia y después de una estancia en el hospital la mandaron a su casa como incurable. Los médicos le pronosticaron solamente tres días de vida. Su hermana, preocupada por los niños, fue con la orina de la enferma a consultar con una herbolaria que vivía cerca de Karlsbad. La mujer dijo asustada: »i Tan tarde viene usted con esa agua de muerto!« No obstante, las hierbas que le dio ayudaron a la enferma. Según un nuevo reconocimiento en el hospital 10 días después, la leucemia había desaparecido por completo.
    Un caso parecido se dio al mismo tiempo con una mujer de 38 años, madre de cuatro hijos. Aquí también se trataba de leucemia y según los médicos no había esperanza. La mujer pidió igualmente consejos a una herbolaria, la cual le dio unas hierbas. Se preparaba cada día varios jarros de tisana. Cada vez que pasaba por donde estaban se bebía un buen trago y pensaba: »Si bien no me ayudan, no me harán ningún daño.« El resultado del nuevo reconocimiento después de diez días: Totalmente libre de la leucemia.
    Estos ejemplos demuestran lo importante que es beber distribuido durante el día grandes cantidades de tisana cuando se trata de enfermedades que parecen ser incurables. A raíz de estos hechos me convencí de que las hierbas podían aportar ayuda incluso en casos de enfermedades malignas.
    El día de la Candelaria de 1961 murió mi buena madre. Entonces recibí el empuje para dedicarme a la ciencia de las plantas medicinales. Iba haciendo nuevas experiencias y poco a poco me familiaricé del todo con las hierbas de la farmacia del Señor. Era como si me condujera una fuerza sobrenatural, como si la madre de Dios, amparo de los enfermos, me enseñara el camino seguro. Por la confianza que le tengo, siempre me ha ayudado mucho personalmente, en casos de duda, la oración ante una imagen de la Virgen que tengo en casa.
    Así que no sólo quiero llamar la atención sobre las plantas medicinales, sino también sobre la omnipotencia del Creador, en cuyas manos está nuestra vida, que El guía. En El buscamos ayuda y consuelo en los casos de graves enfermedades y recogemos piadosamente las hierbas de Su farmacia.
    Finalmente quisiera subrayar que he intentado lo mejor posible incorporar en esta edición refundida todas mis experiencias, para ofrecerlas a la humanidad con el fin de que tengan provecho. Igualmente quiero añadir a esta edición una petición: ¡ No me llamen por teléfono ni me manden cartas! Como no soy curandera, tampoco paso consultas. El índice de materias bien detallado le indicará la manera exacta para aplicar las hierbas adecuadas. También quisiera llamar la atención sobre el folleto »Maria Treben´s Heilerfolge« (Los éxitos curativos de Maria Treben; cartas e informes sobre éxitos curativos) que ha publicado la misma editorial.
    Y otra cosa más: Yo no hago envíos ni recojo encargos de hierbas.


    Grieskirchen, en mayo 1980

    MARIA TREBEN

    INDICE

    Prefacio     3
    GENERALIDADES
    Correcta recolección, conservación y preparación de las plantas medicinales:
    Recolección - Desecación     6
    Modos de preparación: Infusión - Cocimiento - Maceración - Tintura (esencia)    7
    Jugo fresco - Cataplasmas de plantas frescas - Cataplasmas de hierbas al vapor     7 Preparación de pomadas y aceites - Baños de hierbas (de cuerpo, de asiento) -
    Compresas de Hierbas Suecas     8
    LAS HIERBAS MEDICINALES DE LA BOTICA DEL SEÑOR
    Agrimonia     9
    Ajo de oso     10
    Aleluya     11
    Cálamo aromático     12
    Celidonia     14
    Cola de caballo     15
    Consuelda mayor     19
    Diente de león     20
    Epilobio de flor pequeña     22
    Fárfara     25
    Galio     27
    Hipérico-Hierba de San Juan 29
    Licopodio     30
    Llantén     32
    Maíz     35
    Malva     35
    Manzanilla     37
    Maravilla     39
    Milenrama     41
    Muérdago     43
    Nogal     45
    Ortiga     45
    Ortiga muerta amarilla     49
    Pan y quesillo     49
    Petasita     51
    Pie de león     52
    Primavera     53
    Salvia     55
    Serpol -Tomillo salvaje     56
    Vara de oro     58
    Verónica     58
    Hierbas Suecas (incluido el »Antiguo Manuscrito« y la receta para el »Amargo Sueco«)     60
    Vino cordial (con receta)     69    Mezcla de tisana para la mesa familiar     70
    CONSEJOS PARA CURAR DIVERSAS ENFERMEDADES
    Abortos - Acné - Afecciones del corazón y de la circulación     71
    Angiomas - Artritis/Artrosis/Coxartrosis     72
    Ataque de apoplejía (prevención) - Ataque de apoplejía (con manifestaciones de parálisis)     73
    Atrofia de las encías y dientes móviles - Atrofia muscular - Bocio - Cálculos biliares     74
    Cataratas y glaucoma - Catarro del heno - Crecimiento del cabello     75
    Debilidad de la vejiga - Descenso del útero - Diabetes     76
    Dolor del miembro fantasma (amputaciones) - Dolor de oído debido a resfriados - Edemas     78
    Enfermedad de Parkinson - Enfisema pulmonar - Erisipelia - Esclerosis múltiple     79
    Estreñimiento     81
    Fimosis - Fístulas - Gusanos - Hemofilia     82
    Herpes zoster - Hipo - Inapetencia en los niños - Irritación del apéndice - Lagrimeo excesivo    83
    Lengua sucia/Mal olor de la boca - Lesiones de la espina dorsal     84
    Malos resultados en el colegio (en niños) - Menstruación excesiva     84
    Neuralgia facial - Osteoporosis - Panadizo - La Psoriasis »incurable«     85
    Riñones: arenillas y cálculos renales     87
    Sudores nocturnos - Sueño intranquil lo (en niños) - Temblor de los miembros     88
    Uñas: inflamación de la raíz, lesiones     88
    CONSEJOS PARA CURAR ENFERMEDADES MALIGNAS
    Bajo vientre (ovarios y matriz) - Estómago     89
    Glándulas linfáticas - Hígado/Cirrosis     90
    Huesos - Intestinos     91
    Laringe - Lengua - Leucemia     92
    Páncreas - Pechos     93
    Piel     94
    Pulmón - Riñones - Testículos - Tiroides     95
    Tumores     96
    Advertencia importante     98
    La fermentación láctica     98
    Indice alfabético     99 -102
    Láminas en color     103 -106

    El transporte de su paquete

    Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


    PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

    • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
    • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

    FORMAS DE PAGO:

    • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
    • TRANSFERECNIA BANCARIA
    • PAYPAL

    TARIFAS DE ENVÍO

    ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
    Por Correo3,75€6,55€
    Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
    ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
    Por Correo5,55€7.55€
    Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
    ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
    Por Correo7,00€

    8,55€

    Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

    GASTOS DE ENVÍO

    • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

    • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

    POLÍTICA DE DESCUENTOS

    Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

    No hay productos relacionados o libros del mismo autor

    Los clientes que compraron este producto también han comprado...

    carrito  

    No hay productos


    0,00 € Total

    Estos precios se entienden sin IVA

    carrito Confirmar

     

    Pinterest de Librería Rerum Natura

    Facebook de Rerum Natura