Buscador

Chi kung para la salud prostática y el vigor sexual Maximizar

Chi kung para la salud prostática y el vigor sexual

Mantak Chia (aut)
WILLIAM U. WEI (aut)

10,05 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

10,58 €

Un manual de ejerciciios y técnicas sencillas

La edad no tiene por qué ser una sentencia de muerte para la salud y la vitalidad sexual masculina. En esta guíanos explican cómo utilizar sencillos ejercicios para mantener una vigorosa vida sexual hasta una edad avanzada, y reducir el agrandamiento de la próstata y prevenir su cáncer.

Más detalles

9788491110767

La edad no tiene por qué ser una sentencia de muerte para la salud y la vitalidad sexual masculina. En esta guía, los maestros taoístas Mantak Chia y William U. Wei no
s explican cómo utilizar los ejercicios físicos y energéticos del chi kung para mantener no sólo una vigorosa vida sexual hasta una edad avanzada, sino también para reducir el agrandamiento de la próstata y prevenir el cáncer de esta glándula.
Paso a paso, con instrucciones ricamente ilustradas, los autores nos muestran ejercicios y técnicas útiles para abrir los canales energéticos relacionados con los órganos reproductores masculinos y eliminar los bloqueos energéticos que provocan disfunciones y enfermedades sexuales. Se trata de unos sencillos masajes energéticos sexuales y de la glándula prostática, así como de diversos ejercicios de estiramiento y de levantamiento de pesas chi que, si bien son técnicas principalmente preventivas, se pueden utilizar, asimismo, para regenerar y restablecer la función sexual, previniendo cualquier intervención quirúrgica en las primeras etapas de una enfermedad de la próstata.

Cómo poner en práctica el Chi kung para
la salud prostática y el vigor sexual

Las prácticas que se detallan en este libro han sido utilizadas con éxito desde hace miles de años por innumerables expertos taoístas formados a través de una instrucción personal. De ahí que sugiramos a los lectores de este libro que no lleven a cabo estas prácticas sin haber recibido previamente la transmisión y la formación personal de un profesor cualificado del tao de la sanación universal, dado que determinadas prácticas, si no se realizan de la manera adecuada, pueden ser perjudiciales o generar trastornos en la salud. Este libro no pretende otra cosa que complementar la formación individual ofrecida en el tao de la sanación universal, así como servir de guía de referencia para estas prácticas. Cualquier persona que realice estos ejercicios basándose exclusivamente en este libro lo hará, por tanto, bajo su exclusiva responsabilidad.
Las meditaciones, prácticas y técnicas que se describen aquí no pretenden reemplazar ni constituirse en alternativa de tratamiento alguno ni atención que puedan recibirse por parte de los profesionales de la medicina. Si el lector padece algún trastorno de carácter mental o emocional, deberá consultar con un profesional cualificado de la atención sanitaria, pues tales problemas deberían de corregirse antes de comenzar esta formación.
Ni el tao de la sanación universal ni su personal y profesores serán responsables de las consecuencias de cualquier práctica o mal uso de la información contenida en este libro. Si el lector realiza algún ejercicio sin
seguir estrictamente las instrucciones, notas y advertencias, la responsabilidad deberá recaer exclusivamente en él.
Este libro no pretende ofrecer en modo alguno diagnósticos, tratamientos, recetas o remedios relacionados con enfermedad alguna, dolencia, padecimiento o trastorno físico.

  • Formato: 15,5 x 23,5 cm
  • Páginas: 192
  • Fecha publicación: 14/03/2016


MANTAK CHIA
lleva estudiando el planteamiento taoísta de la vida desde su infancia. Su dominio de estos antiguos conocimientos, potenciados por el estudio de otras disciplinas, ha dado como resultado el desarrollo del sistema del Tao Universal, que en la actualidad se enseña en todo el mundo. Mantak Chia, de padres chinos, nació en Tailandia en 1944. Cuando tenía seis años aprendió, de los monjes budistas, la forma de sentarse para “calmar la mente”. Cuando iba a la escuela secundaria aprendió el tradicional boxeo tailandés y al cabo de poco tiempo prosiguió y adquirió una considerable destreza con el aikido, el yoga y el tai chi. Mantak Chia vive en Tailandia pero imparte cursos y seminarios en todo el mundo.

WILLIAM U. WEI
Es instructor superior del tao de la sanación universal y, junto al maestro Chia, ha impartido cursos en más de 30 países.
Vive en una montaña de meditación sagrada taoísta en el sur de Oregón, Estados Unidos.

INTRODUCCIÓN

Después de más de cincuenta años enseñando la práctica diaria del chi kung prostático a través del sistema del tao de la sanación universal, nos resulta difícil creer que el 70 % de los hombres de más de sesenta años padezca de disfunciones de la glándula prostática o, incluso, cáncer de próstata, una enfermedad que les lleva, en última instancia, a la muerte. Las sencillas técnicas del chi kung prostático permiten al hombre entrar, literalmente, en contacto con su zona urogenital y eliminar tales problemas y molestias mediante un simple contacto realizado con las intenciones precisas. A sugerencia de Ehud Sperling, editor de Inner Traditions/ Destiny Books, hemos recopilado en este libro una serie de técnicas y ejercicios diarios del tao de la sanación universal que potencian la salud prostática y el vigor sexual. El declive del aparato urogenital no es algo inevitable en los hombres mayores y, de hecho, con esta sencilla práctica diaria, el sistema prostático y urogenital pueden mantener un adecuado funcionamiento hasta bien avanzada edad.
El cáncer es un crecimiento incontrolado de células defectuosas que se alimentan del organismo para mantener su crecimiento. Cuando una célula queda dañada o se ve alterada de algún modo y el organismo no puede restaurarla, normalmente muere. Sin embargo, las células cancerosas, llamadas también células malignas o tumorales, proliferan y terminan por desarrollar un conglomerado de células cancerosas. A muchos cánceres, y muchas células defectuosas que componen el tejido canceroso
se los identifica por el nombre del tejido a partir del cual se originan, como el cáncer de pulmón, el cáncer de próstata o el cáncer de colon. El cáncer de la glándula prostática, que es un órgano del aparato reproductor masculino, es la enfermedad maligna más común entre los varones estadounidenses, y la segunda causa de muerte por cáncer, tras el cáncer de pulmón.
La glándula prostática está situada en la base o salida (cuello) de la vejiga urinaria. Esta glándula envuelve la primera sección de la uretra, el conducto a través del cual pasa la orina desde la vejiga para salir por el pene. Una de las funciones de la glándula prostática consiste en ayudar a controlar la micción, al presionar directamente contra las paredes de la uretra. Pero la función principal de la próstata es la de producir algunas de las sustancias que se encuentran normalmente en el semen, el fluido que transporta el esperma para la reproducción.
En un hombre joven, la glándula prostática normal tiene el tamaño de una nuez; pero, a medida que envejecemos, la glándula aumenta de tamaño. A este crecimiento hormonal con la edad se le denomina hiperplasia prostática benigna (HPB), y es una alteración que no guarda relación alguna con el cáncer de próstata. Sin embargo, tanto la HPB como el cáncer de próstata pueden provocar problemas similares en los hombres mayores. El crecimiento de la glándula prostática puede presionar en la salida de la vejiga o en la uretra, dificultando con ello la evacuación de la orina. Entre los síntomas resultantes más habituales se encuentran la ralentización del chorro urinario y tener que orinar con más frecuencia, especialmente por las noches. Pero el cáncer de próstata, además de provocar problemas en la micción, puede provocar también dolor, problemas durante las relaciones sexuales o, incluso, disfunción eréctil.
El cáncer de próstata suele desarrollarse en los hombres a partir de los cincuenta años; y, aunque es uno de los tipos de cáncer más extendidos entre los hombres, muchos de ellos no manifiestan síntomas, no reciben ningún tipo de terapia y terminan falleciendo por causas ajenas a este cáncer, como pueden ser las enfermedades cardíacas o circulatorias, la neumonía, cánceres de otros tipos o, simplemente, por la propia vejez.
Esto ocurre porque el cáncer de próstata, en la mayoría de los casos, es de crecimiento lento y no manifiesta síntomas. Sin embargo, hay otros casos de cáncer de próstata muy agresivos en los cuales las células cancerosas se desprenden del tumor original, viajan a través de los sistemas circulatorio y linfático, y se alojan en otras zonas del organismo, particularmente en los huesos y en los nodos linfáticos, donde reinician su incontrolado ciclo de crecimiento. A esto se le denomina cáncer metastásico de próstata. En dos tercios de los casos, el crecimiento es lento, en tanto que en el tercio restante el cáncer es más agresivo y se desarrolla con suma rapidez.
Según la Sociedad Americana del Cáncer, el riesgo estimado de contraer un cáncer de próstata a lo largo de la vida es del 17,6 % en el caso de los caucásicos y del 20,6 % en el de los afroamericanos; y el porcentaje de fallecimiento por esta causa es del 2,8 % y del 4,7 % respectivamente. Como se puede ver por estas cifras, es muy posible que el cáncer de próstata afecte en la vida de una proporción significativa de hombres que actualmente se hallan con vida. Con el transcurso de los años, no obstante, el índice de mortalidad por causa de esta enfermedad ha ido descendiendo progresivamente gracias a su detección precoz, por lo que actualmente hay más de 2 millones de hombres en Estados Unidos que siguen con vida después de haber sido diagnosticados de cáncer de próstata en algún momento de su existencia. La edad y la salud general del hombre, la extensión de la metástasis y la respuesta al tratamiento inicial son muy importantes a la hora de determinar el resultado de la enfermedad.
El cáncer puede ser provocado por cualquier cosa que genere un desarrollo atípico en una célula normal del organismo, tal como un estancamiento en el flujo de energía, un bloqueo de la energía o una dieta inadecuada. Seguimos sin conocer algunas de las causas del cáncer, mientras que sabemos que otros cánceres se desarrollan a partir de más de una de las causas conocidas. En algunos casos se pueden desarrollar a partir de la constitución genética del hombre, si bien en muchas circunstancias el cáncer de próstata se desarrolla debido a una combinación de todos los factores antes especificados.
La alimentación y el sexo son los más intensos apetitos de la humanidad y, desde el punto de vista taoísta, nos ofrecen también la posibilidad de practicar los más destacados ejercicios curativos, siempre y cuando sepamos bien cómo utilizarlos para sanar nuestro organismo. Desde el sistema del tao de la sanación universal, y tal como se ha demostrado en las ediciones de Destiny Books de varios libros del tao de la sanación universal –especialmente Reflexología sexual (ejercicios para la glándula prostática),1 Nei Kung de la médula ósea (masaje genital y levantamiento de pesas chi),2 Detox cósmica (limpieza de las puertas frontal y trasera del cuerpo),3 y Cosmic Nutrition (dieta para la prevención del cáncer)–, hemos reunido una secuencia de prácticas diarias de chi kung prostático que equilibrarán y mantendrán la salud de la glándula prostática.
Los ejercicios para la próstata, las técnicas de masaje genital y el levantamiento de pesas chi constituyen en su conjunto lo que se conoce en el sistema del tao universal como Nei Kung de la médula ósea. Nei Kung significa «practicar con el poder interno», y el Nei Kung de la médula ósea es un arte taoísta de trabajo sobre uno mismo que emplea técnicas mentales y físicas para rejuvenecer la médula ósea, mejorando así la sangre y estimulando la fuerza vital interior.
El Nei Kung de la médula ósea se superpone a los tres enfoques taoístas principales sobre la energía sexual: el amor curativo, el masaje energético sexual y el levantamiento de pesas chi. Estos tres métodos se utilizan para incrementar la energía sexual y hormonal en el organismo, proporcionando así los medios para desarrollar la fuerza personal.
Las prácticas del amor curativo permiten a la persona conservar la energía sexual, estimulan el cerebro y rejuvenecen los órganos y las glándulas con el fin de potenciar la producción de ching chi (energía sexual).
Estas técnicas invierten el flujo habitual de la energía sexual hacia el exterior durante la fase del orgasmo e impulsan el ching chi hacia arriba, con lo que se potencian las capacidades curativas internas. Sin embargo, la liberación de ching chi en el organismo mediante el masaje energético sexual o el levantamiento de pesas chi presupone la existencia de abundante ching chi en el centro sexual. Si uno padece impotencia crónica, deficiencias renales o cualquier otra disfunción de los órganos internos, los métodos del amor curativo permitirán acumular ching chi antes de intentar hacer algo con los otros dos métodos.
En este libro, los ejercicios derivados de la práctica del amor curativo se utilizan como técnicas no sexuales que permiten rejuvenecer los órganos internos y las glándulas mediante la energía sexual. Las prácticas del amor curativo, como la respiración testicular, la compresión escrotal y la cerradura de poder, se pueden encontrar en el capítulo 1, «Ejercicios para la glándula prostática». También en el capítulo 1 hallarás algunos ejercicios para principiantes, como el cultivo de la energía de los cinco elementos mediante el masaje de los órganos internos, los ejercicios de respiración y los ejercicios del músculo pubococcígeo (PC).
En tanto que el amor curativo previene la pérdida del ching chi y rejuvenece el sistema interno, el masaje energético sexual, que se presenta en el capítulo 2, libera las elevadas concentraciones de ching chi en el organismo a fin de regenerar la médula ósea y estimular las glándulas endocrinas. Mediante su uso combinado, estas dos prácticas constituyen un método de diseminación de la energía sexual más seguro que el del levantamiento de pesas chi. En el capítulo 2 se incluyen también otras formas de masaje genital, como el estiramiento enérgico del pene, y los ejercicios del ordeño de pene y el masaje de paño.
El levantamiento de pesas chi, que se presenta en el capítulo 3, es el ejercicio definitivo para la liberación de la energía sexual en el organismo. Esta práctica proporciona una abundancia excepcional de ching chi para rejuvenecer la médula ósea, al tiempo que libera enormes cantidades de hormonas sexuales, que estimulan la glándula pituitaria y previenen así el envejecimiento. Por otra parte, esta técnica ejercita las conexiones
fasciales entre los genitales y el sistema interno, fortaleciendo así órganos y glándulas.
Sin embargo, el levantamiento de pesas chi es un ejercicio avanzado, por lo que no debería de realizarse sin la formación adecuada. De hecho, incluso después de recibir instrucción en el tao universal, un alumno debe de proceder con suma cautela a la hora de levantar pesos ligeros con los genitales. En este contexto, el masaje energético sexual se utiliza antes y después del levantamiento de pesas chi; con anterioridad, para preparar los genitales; y, posteriormente, para potenciar la circulación en el centro sexual, con lo cual se evita la formación de coágulos de sangre. Las prácticas del amor curativo que precisan excitación sexual ya no son necesarias, porque el levantamiento de pesas chi proporciona al organismo abundantes cantidades de ching chi. No obstante, el amor curativo debe practicarse durante las relaciones sexuales, a menos que la pareja esté buscando procrear y se halle en el momento preciso para ello.
La salud prostática debe sustentarse también con una adecuada alimentación y una concienzuda higiene corporal, especialmente en «las puertas delantera y trasera». De estos temas se hablará en el capítulo 4. Finalmente, en el capítulo 5 se ofrece una versión resumida de todos los ejercicios con el fin de hacer más fácil el trabajo.
Todas estas prácticas te ayudarán a disolver cualquier bloqueo energético que puedas tener en la región pélvica, abriendo los senderos energéticos y preservando el funcionamiento óptimo de la glándula prostática hasta una avanzada edad. De este modo, mantendrás tu capacidad para orinar de la forma adecuada y rejuvenecerás tu vitalidad sexual, al tiempo que conservas una vida sexual sin molestias, dolores o problemas funcionales.

Indice

Agradecimientos7
Cómo poner en práctica el Chi kung para la salud prostática
y el vigor sexual9
Introducción11
Ejercicios para la glándula prostática17
Los órganos internos y la energía de los cinco elementos19
Los riñones y el elemento agua21
El corazón y el elemento fuego23
Los pulmones y el elemento metal26
El hígado y el elemento madera27
El bazo y el elemento tierra28
El chi kung de la respiración prostática30
El cultivo de la energía sexual mediante el control de la eyaculación38
Cómo ejercitar el músculo PC38
La energía sexual y el cerebro42
Ejercicio de la cerradura de poder45
Cómo aplicar la presión46
La activación de las bombas en las cinco estaciones47
La secuencia50
Los cuatro niveles de la cerradura de poder50
El masaje genital55
Ejercicios de ordeño del pene59
Programa sugerido61
Masaje energético sexual63
Programa sugerido75
El levantamiento de pesas chi77
Los beneficios del levantamiento de pesas chi79
Fortalece el sistema fascial79
Robustece los diafragmas pélvico y urogenital81
Retrasa el proceso de envejecimiento81
Estimula el cerebro82
Equipamiento y preparativos externos82
El paño para el levantamiento de pesas82
El equipamiento83
Preparativos externos84
Objetivos del levantamiento de pesas84
Ejercicios preparatorios para el levantamiento de pesas chi85
Precauciones y sugerencias para la práctica110
Limpieza, desintoxicación y nutrición para la salud prostática119
La puerta trasera119
El colon119
La limpieza de colon120
La limpieza celular129
La puerta delantera132
El tracto urinario y los genitales132
La limpieza de los riñones132
La nutrición perfecta para la salud prostática135
El equilibrio ácido y alcalino136
Los inhibidores del cáncer137
Resumen del chi kung prostático139
Prácticas diarias del chi kung prostático139
Preparación: la sonrisa interior y la órbita microcósmica140
Los seis sonidos curativos144
La respiración testicular y la compresión escrotal153
Chi kung Camisa de Hierro155
La respiración ósea y la compresión ósea160
Incrementar la presión del chi y los riñones163
La cerradura de poder163
El masaje de paño y el masaje energético sexual165
Levantamiento de pesas chi con los ejercicios
de preparación y conclusión167
Preparación para el levantamiento de pesas chi168
Ejercicios de conclusión169
Recursos y lecturas recomendadas171
Suplementos depurativos e instrumentos para la limpieza de colon171
Dieta con pH equilibrado177
Lecturas recomendadas177
Acerca de los autores179
Mantak Chia179
William U. Wei180
El sistema del tao de la sanación universal y su centro de formación181
El sistema del tao de la sanación universal181
El centro de formación del tao de la sanación universal182
Índice analítico183
Índice187


LEA EL PRIMER CAPÍTULO

Ejercicios para la glándula prostática

En Oriente, al igual que en Occidente, el ejercicio es determinante para mantener la salud. Sin embargo, en lo relativo a la energía sexual, los maestros orientales llevaron el ejercicio hasta un nivel superior. Para po­tenciar nuestra energía sexual, y así mejorar nuestros sentidos y todo nues­tro organismo, las tradiciones orientales desarrollaron ejercicios que se centran específicamente en la zona sexual. En el tao, los ejercicios sexuales no son simplemente una forma de fomentar el placer sexual o de hacer­se más atractivo. De hecho, estos ejercicios constituyen el medio para disfrutar de un cuerpo mucho más vigoroso y saludable, una forma de hacerse más sensible a emociones más profundas e intensas, y de cultivar la energía espiritual.

La zona sexual es el fundamento de la salud de una persona, y en la pelvis se concentra un inmenso número de terminaciones nerviosas, de venas y arterias. Aquí se hallan situados algunos tejidos que están vincu­lados con cada centímetro cuadrado de nuestro cuerpo, y los principales meridianos de la acupuntura que transportan la energía a los órganos vitales pasan por esta región. Si en esta zona existe algún bloqueo o debi­lidad, la energía se disipará, y los órganos y el cerebro se verán afectados por ello. Puedes hacerte una primera impresión de lo que supone esta red de conexiones en la figura 1.1.

Del mismo modo que los ejercicios sexuales taoístas están diseñados para recargar energéticamente el cerebro, mejorar la circulación y esti‑

_Pic1

mular el flujo nervioso, además de fortalecer el diafragma urogenital y tonificar la energía de los órganos sexuales, las prácticas que fortalecen los órganos internos potencian, a su vez, la energía sexual. Ése es el mo­tivo por el cual recomendamos comenzar con ejercicios básicos, con los que podrás cultivar la energía de los órganos.

Los órganos internos y la energía de los cinco elementos

Las cinco energías elementales de la madera, el fuego, la tierra, el me­tal y el agua abarcan la totalidad de los fenómenos de la naturaleza. Y éste es un paradigma que se aplica igualmente a los seres humanos.

CLÁSICO DE MEDICINA INTERNA DEL EMPERADOR AMARILLO (SIGLO II A.C.)

La capacidad sexual, que es un aspecto de la compatibilidad y el com­portamiento humanos, se deriva principalmente de la fortaleza de los órganos internos. En la medicina china tradicional, los órganos internos son mucho más que los órganos en sí, en tanto en cuanto hacen refe­rencia a la calidad de la energía descrita en los cinco elementos, cinco fases del movimiento cíclico de la energía, tanto en la naturaleza como en nosotros mismos. Por ejemplo, el corazón está relacionado con el ele­mento fuego, que es un elemento expansivo, radiante, brillante y cálido. La estación del corazón, así pues, es el verano, que comparte las mismas cualidades energéticas.

Cada órgano está relacionado asimismo con un elemento mental y emocional, de tal modo que cada uno de ellos tiene unas características energéticas, físicas, emocionales y espirituales específicas. En el cuerpo humano, el objetivo de las prácticas taoístas estriba en conservar la armo­nía entre los cinco elementos. Cuando los cinco elementos son armóni­cos, el cuerpo, la mente y el espíritu están en equilibrio.

La salud de los órganos internos se ve afectada en gran medida por la energía sexual, es decir, la energía sexual es la esencia de los órganos inter‑

nos. El organismo extrae su mejor energía, especialmente de los órganos, para producir esperma u óvulos, de modo que, cuando la energía sexual está desequilibrada, esto se refleja en los órganos internos, y cuando uno o más órganos internos están desequilibrados, la energía sexual se ve ne­cesariamente afectada. Los órganos internos y la energía sexual se reflejan mutuamente; cuando un sistema mejora, el otro también lo hace.

Una manera muy sencilla de elaborar y distribuir energía a través de los órganos consiste en sentarse en el borde de una silla para, a conti­nuación, inspirar relajadamente mientras se contrae el pene y se empuja la energía hacia arriba por la espina dorsal desde el pene hasta los órga- nos en el torso (véase fig. 1.2). La mejor manera de mantener en equili­brio y armonía los cinco elementos es mediante las prácticas básicas del tao curativo conocidas como la sonrisa interior, la órbita microcósmica y los seis sonidos curativos. Estas técnicas se presentan en el capítulo 5, «Resumen del chi kung prostático».

_Pic2

El masaje es otra buena manera de incrementar la energía en el centro sexual, una técnica que se viene utilizando desde hace miles de años para fomentar la salud, la relajación y la longevidad. El motivo por el cual el masaje es tan beneficioso es porque libera las tensiones reprimidas provocadas por el estrés, además de restablecer la comunicación entre la mente y el cuerpo. El masaje tiene una gran importancia para la salud en cuanto mejora la circulación, libera las tensiones musculares y genera energías positivas.

Los riñones y el elemento agua

En la medicina taoísta, los riñones son uno de los cinco sistemas orgáni­cos vitales, y constituyen la principal fuente de energía. Cuando los ri­ñones están plenos de energía, uno se siente activo, alegre, lleno de vigor y con abundante energía sexual. Esto se debe al hecho de que la salud de los riñones está directamente relacionada con la salud de sus órganos correspondientes, los genitales, y en consecuencia con el funcionamiento y la capacidad sexuales. En la medicina china, los riñones representan al elemento agua en el organismo. Por otra parte, el agua está relacionada con la virtud de la amabilidad y con la emoción negativa del miedo.

El masaje de riñones

Estimular y dotar de energía a los riñones es de todo punto crucial para desarrollar una saludable energía sexual.

1.Sitúa ambas manos sobre los riñones, en la parte baja de la espalda, justo encima de la última costilla.

2.Comienza masajeando vigorosamente la zona lumbar con las palmas de las manos, sintiendo cómo penetra profundamente el calor en los riñones. Frota con fuerza desde la parte baja de la espalda, sobre los ri- ñones, y baja hasta el sacro. Siente cómo se abre y se llena de energía toda esta región.

3. Después de unos cuantos minutos de masaje, posa las palmas de las manos sobre la zona lumbar y proyecta energía desde tus manos a los riñones. Visualiza una luz azul brillante que penetra hasta ellos y trans­forma toda energía negativa en positiva.

Golpeteo

Otra manera sumamente beneficiosa de estimular los riñones es mediante un suave golpeteo en la zona inferior de la espalda, de forma muy suave, con el puño suelto.

1. Localiza los riñones justo sobre la última costilla, una costilla flotante, en la espalda, a ambos lados de la columna vertebral. Cierra el puño y gol­pea los riñones con el dorso, con la zona que va desde las muñecas a los nudillos (véase fig. 1.3). No debes golpearte con tanta fuerza como para que el golpeteo llegue a hacerse molesto. Golpea de arriba abajo, hasta el sacro, y vuelve a subir hasta los riñones, transmitiendo esta vibración a toda la zona baja de la espalda. Haz esto unas 9 veces.

2. Alterna las manos y los lados de la espalda.

3. Frótate las manos para calentarlas y, a continuación, frota con las manos arriba y abajo sobre los riñones hasta que los sientas calientes.

_Pic3

El masaje de orejas

Las orejas, según la medicina tradicional china, son una prolongación de la energía de los riñones, y una forma de estimular la energía en ellos es mediante el masaje de orejas (véase fig. 1.4). Las orejas tienen más de 120 puntos de presión, y su estimulación activa directamente la energía sexual. Ése es el motivo por el que las parejas por lo general se besan, se muerden y se acarician las orejas el uno al otro.

Toma la oreja entre el pulgar y el índice y, simplemente, masajéala en su totalidad, presionando con fuerza para estimular la energía en todo el organismo.

_Pic4

El corazón y el elemento fuego

El corazón tiene una estrecha relación con el centro sexual, está asociado con el elemento fuego y es el centro energético de la pasión y el afecto. Se le tiene por el «rey» de todos los órganos internos, haciendo circular la sangre y la energía por todo el sistema. El elemento fuego está relacio­nado con las virtudes del amor y la alegría, y con las emociones negati­vas del odio y la crueldad. Las emociones negativas se evocan cuando la energía no fluye en el corazón, o bien cuando la energía se congestiona

en él. ¿Te has percatado alguna vez de que, cuando no comunicas lo que tienes en el corazón y te guardas las emociones, tienes una sensación de congestión? Así es como se forma la energía negativa, pues la energía se vuelve negativa cuando no fluye.

La energía atascada en el corazón es uno de los principales problemas sexuales a los que nos enfrentamos. Cuando la energía está bloqueada en el corazón, es difícil tener sentimientos profundos y conectar con tu pareja. Por ejemplo, cuando alguien en una relación no comunica lo que alberga en su pecho, esa energía se congestiona, dando lugar a emociones negativas. El hecho de expresar lo que albergamos en nuestro corazón de una manera controlada libera esa energía y la transforma en algo po­sitivo. Por otra parte, es muy saludable establecer una conexión íntima entre el corazón y el centro sexual. El tao considera la energía amorosa y la energía sexual como las más poderosas del cuerpo humano.

La energía del fuego está relacionada con el entusiasmo y la alegría, y es la energía ígnea del corazón la que abre el centro sexual. Éste es el motivo por el cual el mero hecho de enamorarse lleva directamente al deseo sexual. También es el motivo por el que muchas de las meditacio­nes taoístas se centran en equilibrar el corazón y el centro sexual. Incluso las meditaciones taoístas de alto nivel, denominadas Kan y Li (Fuego y Agua) trabajan para unificar estas dos energías y movilizar su potente energía por todos los meridianos del cuerpo.

El masaje del pecho para abrir el corazón

Masajea el pecho con los dedos o los nudillos (véase fig. 1.5). Los nudillos son muy útiles cuando lo que buscas es una presión más profunda.

1.Localiza las zonas más blandas a lo largo del esternón y entre las costi­llas en el pecho. Presiona en esas zonas suavemente, hasta que sientas una especie de liberación.

2.Es especialmente beneficioso dedicar cierto tiempo a masajear el ester­nón, liberando la energía emocional que haya podido quedar congestio­nada en el centro cardíaco.

3. Para finalizar, pon las manos sobre el pecho y proyecta su energía en la zona del corazón. Visualiza un resplandor rojo brillante, cálido, en el corazón, y siente la conexión entre el corazón y el centro sexual.

_Pic5

El chi kung de la lengua

La lengua es el órgano sensorial del elemento fuego y la prolongación energética del corazón (véase fig. 1.6), de modo que ejercitar la lengua es una magnífica manera de abrir el corazón y activar la energía sexual. Existe una potente conexión entre la lengua, el corazón y el centro se­xual, y ése es el motivo por el cual los amantes se besan con la lengua. En algunas culturas, besarse con la lengua es algo tan íntimo como hacer el amor.

1. Para este ejercicio, has de llevar la punta de la lengua a la parte frontal de los incisivos superiores, por dentro de los labios. Luego, haz círculos con la lengua de arriba abajo, por el interior de los labios superior e infe­rior.

_Pic6

2.Sigue haciendo círculos por la parte frontal de los dientes y el interior de los labios. Hazlo 36 veces, y luego cambia la dirección de los giros.

3.Después, masajea con fuerza la superficie de la lengua contra el pa­ladar. Siente el calor que se genera en la cabeza y por todo el cuerpo. Ese calor es una buena señal, pues indica que el elemento fuego se ha activado en el corazón y en el centro sexual. Masajea la lengua contra el paladar superior al menos 36 veces.

Los pulmones y el elemento metal

Los pulmones son los órganos de la respiración, y nos mantienen íntima­mente conectados con el universo. Al inspirar, introducimos el universo en nuestro cuerpo y, al espirar, devolvemos parte de nosotros mismos al universo. La respiración es una metáfora de este intercambio dinámico de energía, representa el dar y el recibir, el flujo y el reflujo, lo masculino y lo femenino. Observando simplemente la dinámica de la respiración estaremos presenciando el equilibrio entre el yin y el yang,4 así como el flujo constante y el intercambio de fuerza vital en el universo.

Nuestros patrones respiratorios afectan al modo en que nos sentimos. Cuando nos excitamos sexualmente, la respiración se hace profunda y plena, bombeando energía a todo el organismo. Así, si la energía de los pulmones es débil o está congestionada, va a ser difícil que nos excite­mos. Por otra parte, la energía negativa de los pulmones da lugar a la depresión. La depresión es una de las principales causas de impotencia y de una energía sexual deficiente. Sin embargo, cuando la energía fluye libremente en los pulmones, nos sentimos plenos de coraje y con ganas de expresarnos. De hecho, la energía positiva en los pulmones es la que te permite respirar la vida, experimentarla. Si te fijas, cuando nos excitamos sexualmente, es como si todo el cuerpo deseara sentirse vivo y pleno de energía, y esto es lo que hacen los pulmones cuando están sanos y llenos de energía.

El masaje en la parte superior de los pulmones

Estimula y abre los pulmones golpeando suavemente el pecho con el pu- ño suelto. De este modo, abrirás la caja torácica y relajarás el diafragma.

1. Golpea justo por debajo de las clavículas para activar la zona superior de los pulmones y estimular el meridiano del pulmón.

2.Sigue golpeando por todo el pecho durante al menos un minuto, con ambas manos.

3.Al cabo de un rato, es probable que sientas un hormigueo en el pecho. Llegado ese momento, respira profundamente dos o tres veces, y siente tus pulmones abiertos y plenos de energía.

El hígado y el elemento madera

El hígado transfiere una tremenda cantidad de energía hasta el centro sexual. El hígado está relacionado con el elemento madera y con las vir­tudes de la bondad y el perdón. Por otra parte, las emociones negati­vas del hígado son la frustración (frustración sexual) y la ira. Cuando la energía del hígado está congestionada nos resulta imposible relajarnos.

Sin embargo, la relajación es indispensable para una buena salud sexual. Cuando estamos tensos y rígidos, la energía, simplemente, no fluye.

El elemento madera juega un papel vital en la potencia de la erección varonil, de tal modo que, cuando la energía de la madera está bloqueada, a los hombres les resulta difícil lograr la erección, aun cuando puedan sentirse excitados. La relajación profunda suele resolver este problema, dado que la mera liberación de la congestión en el hígado permite que la energía de la madera fluya hasta el centro sexual.

El masaje de pies

El meridiano del hígado desciende por las piernas hasta llegar a los pies. Por ello, el masaje de pies constituye un magnífico sistema para relajar el cuerpo y estimular el elemento madera. Siempre que el cuerpo se relaja profundamente, el centro sexual se beneficia de ello; y al revés, cuando el cuerpo está tenso y rígido, la energía sexual se constriñe.

1.Masajea los pies con ambas manos, y presta especial atención a los pulgares de ambos pies, pues es la zona donde terminan los meridianos del hígado.

2.Dedica al menos 5 minutos a cada pie para asegurarte de que la energía se distribuye por todo el cuerpo.

El bazo y el elemento tierra

El bazo está relacionado con el elemento tierra y con las virtudes del equi­librio y la apertura. Por otra parte, las emociones negativas relacionadas con el bazo son la preocupación y la ansiedad. Cuando el elemento tierra está desequilibrado, los sentimientos del cuerpo están desconectados, ha­ciendo más difícil establecer contacto con las sensaciones. Por ejemplo, la congestión energética del bazo hace que la mente esté hiperactiva, y esta hiperactividad mental es lo que provoca la preocupación y la ansiedad. Siempre que hay un exceso de energía en la cabeza es muy difícil estar en conexión con el cuerpo.

Si la energía fluye en el elemento tierra, somos capaces de sentir nues­tro centro y nuestra conexión con la vida en su conjunto; y si nos senti­mos conectados con nosotros mismos, podemos conectar con los demás, tanto sexual como emocionalmente. El abdomen es el centro del cuerpo, y si el abdomen está lleno de energía, todo nuestro cuerpo estará, a su vez, lleno de energía.

El masaje del abdomen

1.Masajea el abdomen suavemente, en círculos, siguiendo el flujo de la digestión, de izquierda a derecha (véase fig. 1.7). Sigue haciendo círculos con las manos por todo el abdomen, al menos 36 veces.

2.Siente con las puntas de los dedos cualquier tensión o congestión que pueda haber en el abdomen, y masajea esas zonas hasta que sientas que se relajan.

3.Acompaña los movimientos del masaje con la respiración, e intenta res­pirar en todo momento con el vientre. Recuerda que los órganos propor­cionan energía al centro sexual, y que, cuando la zona abdominal está llena de energía, el centro sexual está equilibrado y en armonía.

_Pic7

El chi kung de la respiración prostática

Hay una forma de respirar que es una vergüenza y un sofoco, y hay otra forma de respirar, una respiración de amor que te lleva al infinito.

Rumi

El primer paso para potenciar la propia energía sexual consiste en apren­der a respirar de la manera adecuada. Muchos de los ejercicios sexuales precisan cierto control de la respiración, y los ejercicios se hacen mucho más fáciles y potentes cuando aprendes a respirar de la manera correcta.

Los ejercicios respiratorios nos permiten controlar el estrés de una manera directa. El vínculo entre estrés y respiración se nos hace evidente por el modo en que respiramos cuando nos encontramos en una situa­ción terriblemente estresante. El aire se nos atasca en el pecho, mientras jadeamos sin apenas llevar oxígeno a los pulmones. En casos extremos, la respiración puede llegar a detenerse casi por completo. Respirando de este modo, el oxígeno es incapaz de fluir libremente por el organismo, con lo que se genera más estrés y tensión, que quedan anclados en el cuerpo en lugar de procesarlos y liberarnos de ellos.

La medicina china descubrió hace mucho tiempo que la respiración es un reflejo directo del estado emocional del organismo. Cuando una per­sona está triste realiza inspiraciones breves, que sólo permiten la entrada de aire en la parte superior de los pulmones. Si la persona está furiosa, sus espiraciones son largas y entrecortadas, mientras que sus inspiracio­nes son desesperantemente cortas. Y aun en el caso de que no estemos sintiendo algo especialmente intenso, la respiración no dejará de reflejar nuestros sentimientos más habituales, que por regla general no son pre­cisamente fortalecedores.

Del mismo modo que una dieta adecuada enriquece el depósito de nutrientes del cuerpo, una respiración adecuada potencia el suministro de energía vital en el organismo. La respiración adecuada se realiza a través del diafragma, no de la caja torácica y las clavículas. Pero debido a diversas causas –holgazanería, ignorancia, el tabaco, la contaminación,

el estreñimiento y otros factores–, la mayoría de los adultos, actualmente, respiran de manera muy superficial, en lugar de respirar profundamen- te y desde el abdomen, que es como deberían hacerlo. Tanto las ar­tes marciales como las prácticas meditativas hacen uso de la respiración como medio para controlar el cuerpo.

La respiración abdominal es la cosa más natural del mundo, pero he­mos olvidado cómo respirábamos cuando éramos niños. ¿Has visto algu­na vez cómo respira un bebé? Si no te has fijado, estate atento la próxima vez que tengas ocasión, y presta especial atención a su abdomen; pues es el abdomen, y no el pecho, el que realiza el trabajo. Ésta es la forma natural de respirar, aquella que debemos recuperar.

La respiración pectoral utiliza los músculos intercostales, que se ha­llan entre las costillas, para expandir la parte superior de la caja torácica, bajando de este modo la presión del aire en el pecho para que entre aire mediante succión. Sin embargo, este sistema provoca una inmovilización de la zona inferior de los pulmones, que es precisamente la que posee mayor superficie de absorción. De este modo, necesitamos respirar tres veces con el pecho para conseguir la misma cantidad de aire que nos proporciona una única inspiración diafragmática.

La respiración abdominal profunda

Una inspiración abdominal profunda y completa debería utilizar las tres zonas de los pulmones mediante una expansión suave e ininterrumpida, que comienza en el fondo del abdomen y no en la parte superior del pecho (véase fig. 1.8).

1.Inspira lentamente y lleva el aire hasta la parte inferior de los pulmones, dejando que el diafragma se expanda y se hinche hacia abajo en la ca­vidad abdominal. Cuando el diafragma está completamente expandido, los músculos intercostales entran en juego para abrir la caja torácica y llenar de aire la zona media de los pulmones.

2.Cuando la caja torácica alcance su máxima expansión, eleva las clavícu­las para que el aire entre en los rincones superiores de los pulmones.

3. Exhala repitiendo el proceso, pero a la inversa. Suelta el aire de la parte superior del pecho, desciende por la caja torácica y, finalmente, expulsa el aire almacenado en parte inferior de los pulmones contrayendo el ab­domen.

_Pic8

La respiración diafragmática reduce el número de respiraciones por minuto a menos de la mitad, potencia enormemente la eficacia respi­ratoria, evita que el corazón se esfuerce más de la cuenta y conserva la energía vital. Si somos capaces de respirar de esta manera, el organismo lo toma automáticamente como una señal de que estamos relajados y en calma. Ésta es una de las mejores maneras de combatir el estrés cotidiano. Si te es posible, practica la respiración abdominal profunda cada vez que te encuentres con unos minutos extra, mientras conduces el automóvil, cuando esperas tu turno, en la sala de espera del dentista o en cualquier otro lugar que se te ocurra, pues te va a reportar inmensos beneficios. Muy pronto, con la práctica, tu cuerpo comenzará a respirar profunda­mente de manera automática, inconscientemente.

La respiración abdominal profunda activa las bombas craneal y sacra, y mantiene el fluido de la médula espinal en movimiento en las articula­ciones y el cráneo. El fluido de la médula espinal y el fluido seminal son de una naturaleza muy similar.

La respiración abdominal profunda es un magnífico ejercicio para incrementar la energía sexual, puesto que envía la energía hacia abajo, a través del diafragma urogenital, soltando y relajando toda la cavidad pélvica. Si no se respira profundamente, la parte inferior del abdomen tiende a contraerse y tensarse, provocando así un desequilibrio en toda la zona sexual. Esto lleva o bien a una reducción de la energía sexual, o bien a un incontrolable apetito sexual, y en los hombres puede provo­car eyaculación precoz, poluciones nocturnas, impotencia o frustración sexual.

La respiración energizante

La respiración energizante se realiza expulsando rápidamente el aire de los pulmones, y está diseñada para generar una circulación eficiente, for­taleciendo la energía de la zona abdominal inferior. Imagina que tuvieras una pequeña llama justo detrás del ombligo, y que lo que tienes que hacer es convertir esa pequeña llama en un crepitante fuego. Mientras realizas este ejercicio, tu respiración debe sonar como un fuelle que ali­mentara el fuego.

1. Comienza por expulsar con fuerza todo el aire de los pulmones con una intensa contracción de la pared abdominal.

2.Inmediatamente después de expulsar el aire, deja que tus pulmones se vuelvan a llenar de aire de forma natural, sin esfuerzo alguno, pero sólo hasta la mitad de su capacidad.

3.Cuando tengas los pulmones medio llenos, contrae inmediatamente la pared abdominal de nuevo, y expulsa el aire nuevamente con fuerza. Este ejercicio debería constar de entre 20 y 30 expulsiones rápidas de aire, con lo que se fortalecerá y energizará la zona abdominal infe­rior.

La respiración testicular

La respiración testicular (véase fig. 1.9) se puede practicar sentado, de pie o tendido.

Sentado: siéntate en una silla de tal manera que el peso de tu cuerpo esté distribuido entre las piernas y las nalgas. Cubre tus genitales con unos calzoncillos cómodos o con cualquier otra prenda holgada. Los pies deberían estar bien plantados en el suelo, y las palmas de las manos de­berían reposar sobre las rodillas.

De pie: ponte de pie, erguido y relajado, con los pies separados a una distancia similar a la de tus hombros y las manos relajadas a ambos lados del cuerpo.

Tendido sobre el costado derecho: utiliza una almohada para elevar la cabeza en torno a 8 o 10 centímetros. Sitúa el pulgar de la mano derecha por detrás de la oreja y dóblalo ligeramente hacia delante, mientras man­tienes el resto de los dedos por delante de la oreja. Posa la mano izquierda sobre la parte exterior del muslo izquierdo. Dobla la rodilla izquierda y deja que descanse sobre la pierna derecha, que debería mantenerse recta.

_Pic9

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura