Buscador

Tu mente es extraordinaria Maximizar

Tu mente es extraordinaria

Gregory Cajina (aut)

6,35 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

6,68 €

Un viaje de lo posible a lo real

Más detalles

9788466656177

Tu mente es extraordinaria es un viaje tanto al exterior (desde Florencia hasta Alaska, pasando por Zaire y Dublín), como al interior (por los recientes descubrimientos de los mecanismos que gobiernan nuestro cerebro y nuestras decisiones), que desvela treinta y cinco posibles propuestas para alcanzar la excelencia y dejar un legado asombroso a nuestro alrededor.
Extrayendo las claves más relevantes de la neurociencia, la psicología, la antropología, la filosofía y el arte, este es un libro para quien está comprometido con escribir su propio destino en la historia de su vida: la historia de una vida con propósito.

«Cajina nos invita a descubrir los principios fundamentales para construir tu propia historia. Sencillamente extraordinario.» María Benjumea, presidente de Spain Startup.

Gregory Cajina

es licenciado en Ciencias Empresariales por ICADE en Madrid y Bachelor of Arts (con honores) en International Business Administration por MUBS, en Londres. Tras más de una década trabajando como directivo y consultor en multinacionales en tres continentes, Cajina es, desde 2006, emprendedor en serie (director de en-Cabeza tu Negocio; creador de una incubadora con más de cuatrocientos jóvenes emprendedores para el Ministerio de Educación alemán y fundador de KarmaShelf, asesor ejecutivo y personal orientado a resultados extraordinarios y con cero excusas; ponente internacional; coach master, mentor; [des] educador; miembro del think tank del Instituto Europeo de Resiliencia, miembro del Comité de Expertos de la Asociación Española de Coaching Educativo, y autor de Rompe con tu zona de confort, Coaching para emprender y De empleado a millonario. No le gusta el sushi.

  • Páginas: 304 / Formato: 15 x 23 cm / Tapa dura

ÍNDICE

PRÓLOGO

Decidiendo el viaje      9

INTRODUCCIÓN

En el andén     15

UNO Alaska

Pensamiento: Osos blancos y vajillas de Ikea      23

Dos Corazón

Química: Estresándose bien      31

TRES Jamaica

Visualización: Memorizando el futuro      37

CUATRO Dublín

Hábitos: Cayendo en la tentación      45

CINCO Aula

Aprendizaje: Olvidando memorizar      53

SEIS Florencia

Engaño productivo: Equivocaciones acertadas      61

SIETE Cabina de mando

Materialización: Creando realidades     69

OCHO Málaga

Maestría: Arte que vale y cuesta     77

NUEVE Limbo

Ira: Retomando el control     83

DIEZ Suiza. Francia

Creatividad: Completando espacios en negro     87

ONCE Chipre

Metamorfosis: Cuando creer es increíble      93

DOCE Suecia

Posibilidad: Cuando los objetivos son magistrales . . 101

TRECE Cabo Verde Finlandia

Cooperación: El origen del éxito      109

CATORCE Cima

Independencia: El camino más corto      115

QUINCE Japón

Creer: Manipulación y persuasión      119

DIECISÉIS Berlín

Simplificación: El precio de la independencia      125

DIECISIETE Bélgica

Juicio: Por qué los hombres no conducen camiones .      131

DIECIOCHO Ošwiecim

Abundancia: Rehumanizando la tribu      143

DIECINUEVE Madrid

Mentalidad: No participe      149

VEINTE Filipinas

Rebelión: Desobediencia inteligente      153

VEINTIUNO Manada

Disociación: En el margen del pensamiento-grupo .      159

VEINTIDÓS Cuba

Iniciativa: La mayoría está equivocada     163

VEINTITRÉS Noruega

Firmeza: Siendo intolerante      171

VEINTICUATRO Wall Street

Perfección: ¿ Cuál es su arte?      179

VEINTICINCO Organigrama

Liderazgo: Caminando delante      185

VEINTISÉIS Portugal. Países Bajos

Atención activa: Quien no mira no ve      189

VEINTISIETE Big Bang

Imaginación: Eligiendo la percepción      197

VEINTIOCHO Alcoba

Juego: Cuando los sentidos son sentidos     203

VEINTINUEVE Alemania Oriental

Cuestionar: Cuando no sabíamos que no se podía hacer     211

TREINTA Reino Unido

Determinación: La roca ya no se burla de la gota . .      213

TREINTA Y UNO Iraq

Certeza: Cuestionando nuestra visión      219

TREINTA Y DOS Estados Unidos

Conexiones: Correlaciones sin causa      227

TREINTA Y TRES Canadá

Dinero: Vendiendo felicidad     233

TREINTA Y CUATRO Zaire

Autosuficiencia: Interfiriendo con el líder      245

TREINTA Y CINCO Baltimore

Miedo: Aprendiendo a temer con conciencia      253

EPÍLOGO

Regreso al hogar      263


REFERENCIAS      269
AGRADECIMIENTOS      279
La aventura continúa en Tu mente es extraordinaria . 285

PRÓLOGO
Decidiendo el viaje

Era de madrugada y acababa de aterrizar apenas unas horas antes, ya entrada la noche. De camino al hotel, miraba por las ventanillas del taxi el paisaje urbano de una ciudad que visitaba por primera vez, tratando de reconocer los diferentes monumentos y edificios que la búsqueda que hice en Google la semana anterior me propuso como más relevantes. Pensé que era una lástima tener que partir al día siguiente, pues era una ciudad lo bastante atractiva como para prometerme regresar con calma otra vez. Durante el camino decidí absorber las respuestas que mi paciente conductor me regalaba en mi esfuerzo por intentar completar la foto mental que me había hecho de aquel lugar antes de despegar de nuevo la tarde siguiente.
Al llegar al hotel, me despedí del conductor no sin antes acordar con él que vendría a recogerme pronto por la mañana. Apenas me quedaban un par de horas para un último repaso antes de intentar arrancar un tiempo siempre precioso de sueño antes de la cita. Tras el protocolario proceso de check-in en el hotel, subí a mi habitación rezando al santoral en pleno para que no me tocara otra pareja ve-
cina con el mismo ímpetu y fogosidad olímpicos como la del anterior viaje, que se encargó de demostrar a medio barrio que el mítico desenfreno de Genghis Khan era, en comparación, una vulgar fábula.
Después de cerciorarme de que las paredes tenían una composición sólida debajo del papel neokitsch y descifrar el funcionamiento de una ducha diseñada por un ingeniero de la NASA con una resaca épica, repetí las mismas rutinas que siempre había seguido en otros cientos de noches durmiendo fuera de casa: preparar la ropa del día siguiente, cenar algo ligero en la habitación, leer unas páginas de un libro y del periódico local, escribir unas líneas y responder a los mensajes que no soliciten donar dinero para rescatar un banco desvalido. Por fin, oficializando que el día se daba por bueno, apagué la luz y me dejé atrapar por las sábanas, profesionalmente almidonadas y compresivas, que más que arropar a los huéspedes los envasan al vacío.
Sin saber muy bien el motivo, desperté del sueño que me había vencido tras el viaje en una habitación que, según parpadeaba, representaba la más fidedigna definición de oscuridad absoluta. Desorientado, me di cuenta de que no tenía ni la más remota idea de dónde me encontraba: mis sentidos, habituados no a ver, sino a querer encontrar lo que debía estar ahí porque siempre estuvo ahí antes, no reconocían lo que me rodeaba. Mi mente tardó unos segundos de frenética actividad en un intercambio fulminante de preguntas y respuestas entre el subconsciente (la entidad que reconoce) y el consciente (la que ve lo nuevo) hasta que llegó por fin a una respuesta plausible para ambos: ¿dónde estoy?; ¿qué es esa luz del techo?; ¿qué es ese zumbido como de minibar?
Ahora recuerdo, concluyó el consciente, estoy en un, en este, hotel desde hace unas horas, en una ciudad diferente a la de esta mañana.
Y en la habitación de al lado, Genghis Khan cargando con toda su caballería.
Nuestro proceso perceptivo no se sustenta en ver entender, sino que se basa en ver reconocer entender. Únicamente cuando hallamos esa explicación por la que la lucecita roja del techo es el detector de incendios de la habitación, cuando recalculamos nuestras coordenadas en el planeta y nuestro propio GPS mental nos devuelve al hotel y al zumbido de su minibar, estamos en disposición de tomar una decisión efectiva ante el entorno que nos rodea (arrojar un zapato a la pared o vitorear a los contendientes de la habitación contigua).
Nuestro proceso perceptivo funciona de esta manera porque es la que menos energía emplea: nuestro cerebro, que apenas pesa un 2 % de nuestra masa corporal, consume sin embargo más del 20 % de las calorías que ingerimos cada día. Sería como si, por cada 80 litros de capacidad de combustible que tiene un Ferrari, 16 de ellos los consumiera el ordenador de a bordo. Nuestra maquinaria mental es rápida, pero también costosa, por lo que buscará. los modos de ahorrar lo máximo posible en cualquier proceso mental, comenzando por automatizar esos procesos hasta cerca del 95 %.
Así, quizá no nos movamos por la vida zombificados (al menos, no todos y no siempre), pero cerca del 95 % de las veces podría parecerlo:
Estamos permanentemente tomando decisiones que ni siquiera sabemos que, o por qué, estamos tomando.
No es de sorprender entonces que nuestra tendencia
natural y primaria, cuando nos enfrentamos a un obstáculo nuevo, sea intentar resolverlo con aquello que nos es conocido, independientemente de si funcionó o no en nuestro pasado.
Las respuestas para abordar un problema nuevo —ahí reside el reto— se hallan únicamente cuando planteamos preguntas, es decir, formulamos hipótesis que nos expulsan de un vergel lleno de ideas conocidas pero obsoletas hacia la incertidumbre de terrenos aún no cartografiados. Plantear, cuestionar, reenfocar, dinamitar lo que asumimos debe ser —es— una de las vías para continuar improvisando de modo efectivo en el camino siempre imprevisible de la vida.
Y una de las preguntas que antes o después preocupará a cada individuo en este planeta será:
¿Para qué estoy aquí?
El libro que tiene en sus manos plantea algunas respuestas que he tomado como reto proponerle.
Homero es, quizás, el poeta más importante que Grecia ha alumbrado al mundo. El autor de la Ilíada y la Odisea, en sus textos, nos revela el conocimiento de la areté, una noción que, traducida libremente, subsume las más nobles aspiraciones en la expansión de una vida humana y los caminos que nos guían hacia la mayor grandeza que podemos alcanzar en esta vida:
La excelencia, el coraje, la fortaleza, la capacidad de pensar, actuar, hablar y cooperar en nuestro entorno con efectividad para alcanzar nuestros objetivos.
Pero no para lograr cualquiera de esas toscas metas asociadas con el poder, como el prestigio, el dinero o la posición, que nos entretienen corriendo como ratas en la rueda de la rutina, sino la culminación de un —el— propósito de
nuestra existencia aquí:
Vivir acorde al desarrollo máximo posible de nuestro
potencial, de lo que somos capaces de conseguir.
Lograr la maestría.
La culminación de un arte.
Alcanzar lo extraordinario.
Requiere un coraje extraordinario revisar aquellas premisas que considerábamos inapelables: nuestras creencias arraigadas, los derechos adquiridos, las trampas del ego, que nos ciegan hasta creer que nos merecemos todo aun sin mover nada. Exige una fortaleza extraordinaria hallar modos diferentes de negociar los obstáculos fuera de los caminos que sigue la masa de individuos desorientados que creen aún que las pistas señalizadas por otros héroes los llevarán a los mismos destinos de gloria.
Al principio de este viaje, llenos de esperanza o quizá de incertidumbre, no tendremos la seguridad de cómo proceder, como aquel que despierta en la noche tanteando a ciegas lo que le rodea en una remota habitación que no acierta a reconocer, pues no es la suya.
Es buena señal: después de todo nadie más podrá cartografiar un destino que solo a nosotros pertenece.
Viajaremos ligero en nuestro ímpetu por cuestionar lo que hasta ahora era intocable. Perforaremos el invisible muro que nos recluye en nuestro desierto magníficamente decorado y elegiremos, antes que caminar amordazados por la rutina de lo seguro, el vértigo de explorar las nuevas sendas.
O de abrirlas ahí donde no haya ninguna.
Deseo que su viaje por estas páginas lo acerque a ese
Gran Destino, el más extraordinario que en su propia historia pueda escribir.
Gracias por leerlas.
Comencemos el viaje.
GREGORY CAJINA Febrero de 2015

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

No hay productos relacionados o libros del mismo autor

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura