Buscador

Hidrolaterapia. Terapia de las aguas florales Maximizar

Hidrolaterapia. Terapia de las aguas florales

Lydia Bosson (aut)

20,10 € sin IVA

¡Precio rebajado!

-5%

21,15 €

La hidrolaterapia o terapia con hidrolatos es una rama de la aromaterapia, que a su vez procede del amplio campo de la fitoterapia. Se trata de una terapia holística, es decir, un tratamiento que además procura equilibrar el cuerpo y la mente como entidad.

Más detalles

9782930353968

En cada reseña de las plantas, el lector encontrará: una descripción botánica, las propiedades terapéuticas, las indicaciones tradicionales, las indicaciones energéticas, información útil y un testimonio.

 

La hidrolaterapia o terapia con hidrolatos es una rama de la aromaterapia, que a su vez procede del amplio campo de la fitoterapia. Se trata de una terapia holística, es decir, un tratamiento que además procura equilibrar el cuerpo y la mente como entidad.
Si asistimos a la destilación de una planta, veremos cómo emergen dos productos muy valiosos pero bastante diferentes entre sí: por una parte el aceite esencial y por la otra el hidrolato, o sea, el agua impregnada de las mismas moléculas aromáticas que los aceites esenciales. En apenas una década, la conciencia colectiva ha sucumbido de manera considerable a los aceites esenciales y no podemos más que alegrarnos; en cambio, los hidrolatos no han corrido la misma suerte porque siguen siendo poco conocidos e e incluso desconocidos' del todo por el público general.
Sin embargo, estas «aguas mágicas» también cuentan con propiedades terapéuticas únicas que proceden de la planta y además poseen la facultad purificadora e inconmensurable del agua.
Con estas cualidades, los usuarios se benefician de purificación y tratamiento simultáneamente, acelerando así el proceso de curación, sobre todo cuando entran en juego factores psíquicos y emocionales.

Lydia Bosson

es una aromaterapeuta atípica. Su perspectiva holística ha creado nuevos enfoques en aromaterapia. Junto a su marido, Philippe Bosson, ha fundado la sociedad Usha Véda en Suiza y en los últimos diez años se ha dedicado a compartir y transmitir sus conocimientos a escala internacional. Pedagoga atenta, imparte formación especializada a profesionales de la salud así como al público general con el objetivo de tender puentes entre las plantas y el ser humano, entre la comprensión científica y la percepción energética.

  • Encuadernación: Rústica
  • Dimensiones: 15 x 21 cm
  • Nº Pág.: 192

 

Índice

  • Prólogo de Dominique Baudoux p. 5 Prólogo p. 7
  • Hidrolaterapia
  • Hidrolatos en la historia p. 10
  • Un pasado con altibajos
  • Un futuro prometedor
  • Iniciación a la hidrolaterapia p. 12
  • Denominaciones múltiples
  • Método de producción
  • Métodos de aplicación
  • Preservar la calidad del hidrolato p. 17
  • Preservar su identidad
  • Preservar su pureza
  • Preservar sus propiedades
  • El hidrolato como mensajero del agua p. 19
  • Agua mensajera
  • Agua purificadora
  • ¿Qué elegir: aceite esencial o hidrolato? p. 21
  • Propiedades similares pero no idénticas
  • El hidrolato no presenta contraindicaciones
  • El hidrolato es un sanador energético
  • Beneficio complementario para el productor de aceites esenciales
  • La corta vida de los hidrolatos
  • Clasificación
  • Selección de enfermedades p. 26
  • Selección de tratamientos p. 37
  • Selección de plantas aromáticas y su nombre científico p. 66
  • Glosario de hidrolatos (español <> latín) p. 67
  • Aceites esenciales mencionados (español <> latín) p. 68
  • Aceites vegetales mencionados p. 73
  • Selección de esquemas terapéuticos p. 74 Hidrolaterapia del aparato respiratorio p. 75 Hidrolaterapia del aparato digestivo p. 76 Hidrolaterapia del aparato cardiovascular p. 77 Hidrolaterapia del sistema cutáneo p. 78 Hidrolaterapia del sistema metabólico p. 79 Hidrolaterapia del sistema psicoemocional p. 80 Hidrolaterapia del aparato osteoarticular p. 81 Hidrolaterapia dental y bucal p. 82
  • Hidrolaterapia del aparato genitourinario p. 83 Hidrolaterapia del aparato reproductor p. 84 Hidrolaterapia energética p. 85

Hidrolatos

En cada reseña de las plantas, el lector encontrará: una descripción botánica, las propiedades terapéuticas, las indicaciones tradicionales, las indicaciones energéticas, información útil y un testimonio.

  • Aciano, azulejo p. 88
  • Ajedrea p. 90
  • Albahaca o alhábega linalol p. 92
  • Arrayán, mirto p. 94
  • Azahar, flor del naranjo p. 97
  • Canela de Ceilán p. 99
  • Cedro del Atlas p. 102
  • Ciprés de los cementerios p. 104
  • Corazoncillo, hipérico p. 106
  • Enebro p. 108
  • Eucalipto p. 110
  • Helicriso, siempreviva olorosa p. 112
  • Hierbaluisa, María Luisa p. 115
  • Hisopo p. 118
  • Jara pringosa, jara del ládano p. 120
  • Laurel p. 122
  • Lavanda p. 124
  • Manzanilla alemana o dulce p. 126
  • Manzanilla europea p. 128
  • Mejorana p. 130
  • Menta piperita p. 132
  • Milenrama p. 134
  • Nardo índico, espicanardo p. 137
  • Pino silvestre p. 140
  • Romero verbenono p. 142
  • Rosa de Damasco o de Alejandría p. 144
  • Salvia o salvia real p. 147
  • Salvia romana, esclarea o amaro p. 150
  • Sándalo, azándar p. 153
  • Té de labrador p. 156
  • Ti o árbol del té p. 158
  • Tomillo linalol p. 160
  • Tomillo timol p. 163
  • Vetiver p. 165
  • Zanahoria silvestre p. 167
  • Sugerencias culinarias p. 170 Apuntes p. 176
  • Glosario médico p. 180 Glosario ayurvédico p. 182 Bibliografía p. 185
  • Índice p. 186

 

¿Sabía que el perfume que se desprende de los deliciosos loukoum procede del hidrolato de rosa y que muchas otras golosinas orientales se impregnan en hidrolato de azahar? Estos hidrolatos son conocidos sobre todo por sus propiedades culinarias, si bien, sus propiedades terapéuticas son igual de destacables, aunque la mayoría del público general lo ignore.
El hidrolato de rosa, por ejemplo, es idóneo para los estados furiosos y nerviosos porque calma los temperamentos fogosos así como los escozores cutáneos y las irritaciones oculares; mientras que el hidrolato de azahar es un gran calmante muy propicio sobre todo para los recién nacidos, las personas depresivas e insomnes o para afrontar una conmoción emocional, como un luto, por ejemplo.
Las propiedades de los demás hidrolatos —existen varias docenas— actúan en muchas otras patologías tanto físicas como psicoemocionales, pero simplemente aún no han conseguido entrar en la conciencia colectiva.
Sin embargo...

Si asistimos a la destilación de cualquier planta, siempre es muy emocionante observar cómo unos simples botones florales, un puñado de serrín, de hojas frescas o secas o incluso de raíces trituradas pueden conducir, mediante este proceso alquímico, a la elaboración de dos productos muy valiosos pero bien distintos: por una parte el aceite esencial y por la otra el hidrolato, o sea, el agua impregnada de las mismas moléculas aromáticas.
Ambos productos contienen toda la información energética de la planta; están compuestos —al igual que cualquier otra materia de la Madre Tierra— de los cinco elementos sin los que no podrían existir, es decir: la tierra, el agua, el fuego, el aire y el espacio.
Esta teoría milenaria y transmitida de generación en generación confirma que el microcosmos es una réplica exacta del macrocosmos, y que todo lo que existe a nuestro alrededor y dentro del cuerpo humano, del más pequeño al mayor, se compone de estos cinco elementos en proporciones variables:
—   el elemento tierra, procedente de las materias primas que se utilizan, permite la existencia del hidrolato;
—   el elemento agua da vida al hidrolato y aporta un elemento de purificación;
— el elemento fuego garantiza la transformación de esta materia prima a través del proceso de destilación;
—   el elemento aire permite conducir la información al lugar adecuado;
—   el elemento espacio (o éter) permite distinguir a los hidrolatos entre ellos.

Estos cinco elementos se engloban en tres principios fundamentales que engendran el propio proceso de la composición de toda materia:

—   la conservación o materialización, que conlleva los elementos tierra y agua, también denominada Kapha en la antigua India y Sal o Cuerpo por los alquimistas de la Antigüedad;
— la transformación, que combina los elementos fuego y agua, denominada Pitta, Azufre o Alma;
— la distribución, que reúne los elementos aire y espacio, es decir Vata, Mercurio o Mente.
El aceite esencial se compone de estos cinco elementos, pero está asociado en prioridad al elemento aire. Sus moléculas volátiles forman efluvios aromáticos que se transportan con el aire hasta nuestras emociones más íntimas y nuestros recuerdos más remotos.
En cuanto al hidrolato, está lógicamente asociado y más concretamente al elemento agua.
El valor de esta agua «mágica» es considerable. Si nos referimos a este elemento, no sería posible ninguna forma de vida sobre la Tierra sin su presencia porque alrededor del 80 % de nuestra Madre Tierra, el famoso «planeta azul», está compuesto de agua, al igual que nuestro cuerpo físico. Desde la más remota antigüedad, el agua ha gozado de una suprema relevancia en todos los rituales de purificación física y mental.
Hace muchos años que trabajamos con aceites esenciales e hidrolatos y que transmitimos esta sabiduría ancestral. En apenas una década, la conciencia colectiva ha sucumbido de manera considerable a los aceites esenciales y no podemos más que alegrarnos; en cambio, los hidrolatos no han corrido la misma suerte porque siguen siendo poco conocidos e incluso totalmente desconocidos para el público general. Sin embargo, estas «aguas mágicas» también cuentan con propiedades terapéuticas únicas que proceden de la planta y además poseen la facultad purificadora e inconmensurable del agua.
Con estas cualidades, los usuarios se benefician de purificación y tratamiento simultáneamente, acelerando así el proceso de curación, sobre todo cuando entran en juego factores psíquicos y emocionales.
Si escuchamos a los terapeutas y demás médicos del cuerpo y del alma que prescriben a diario los hidrolatos, no nos cabe más que entusiasmo y convencimiento acerca de su utilidad. Cuando comprobamos que una sola cucharilla de hidrolato, diluida en un vaso de agua, puede llegar a cambiar de manera radical e inmediata el comportamiento, quedamos estupefactas con los maravillosos resultados de esta terapia.
Al igual que nos ha ocurrido a nosotras, esperamos de todo corazón que el alma de estas plantas consiga a su vez llegar al alma del lector.
 

El transporte de su paquete

Nos pondremos en contacto con usted para confirmar la disponibilidad del material de su pedido, forma de envío y de pago por teléfono o email. Hasta ese momento no podremos saber el coste exacto del envío y solicitar su aprobación.


PEDIDOS SUPERIORES A 100€ SIN GASTOS DE ENVÍO EN PENÍNSULA  

  • Sujeto a disponibilidad del producto o libro.
  • Para pedidos realizados antes de las 12:00 a.m. por teléfono o correo electrónico

FORMAS DE PAGO:

  • REEMBOLSO (SOLO ESPAÑA)
  • TRANSFERECNIA BANCARIA
  • PAYPAL

TARIFAS DE ENVÍO

ESPAÑA - PENÍNSULAPrepagoContra reembolso
Por Correo3,75€6,55€
Por Agencia de Transporte6,50€8,25€
ESPAÑA - BALEARESPrepagoContra reembolso
Por Correo5,55€7.55€
Por Agencia de Transporte10,00€12,00€
ESPAÑA - CANARIAS, CEUTA Y MELILLAPrepagoContra reembolso
Por Correo7,00€

8,55€

Por Agencia de TransporteNO DISPONIBLENO DISPONIBLE

GASTOS DE ENVÍO

  • El envío será realizado por correo previo pago por PayPal.

  • Se le notificarán el importe exacto y las condiciones del envío por correo electrónico.

POLÍTICA DE DESCUENTOS

Ofrecemos el máximo descuento legal en libros (5%) sobre el precio establecido por el editor en ventas realizadas por web según establece la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas. En ningun caso está autorizado un descuento mayor excepto en los libros de bibliófilo, los libros artísticos, los libros antiguos o de ediciones agotadas, los libros usados, los libros de texto y el material didáctico complementario.

carrito  

No hay productos


0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

 

Pinterest de Librería Rerum Natura

Facebook de Rerum Natura